6 consejos para cuidar tu alimentación en Navidad si ya pasas de 40 años

​Mantener la báscula a raya durante estas fechas es posible y te decimos cómo.

Lo más popular

En estas fechas es habitual que nuestra agenda esté llena de cenas y comidas prenavideñas que hacen que sea misión imposible no coger unos kilitos de más. Es importante concienciarnos que debemos cuidar nuestra alimentación todo el año y sobre todo en estas fechas tan señaladas.

Si bien es cierto que es más complicado controlar la dieta entre tantas comilonas que nos hacen sentir hinchadas, incómodas e incluso nos provocan estreñimiento. Además, en la etapa de la menopausia se aumenta de peso con mayor facilidad debido a la carencia de estrógenos y al consumo innecesario de las mismas calorías a pesar de que el gasto energético se reduce.

Publicidad

La ginecóloga y portavoz de Centradaenti.es de TENA Lady, Gema García Gálvez, advierte que estos malos hábitos, los cambios de peso, los excesos y las abundantes comidas navideñas pueden desembocar en un debilitamiento de nuestro suelo pélvico. "Tanto el estreñimiento como el sobre peso, fruto de una mala alimentación, pueden causar problemas en nuestro suelo pélvico", asegura.

Cuidados en Navidad

  1. Grasas: Una vez que entramos en la menopausia es aconsejable que limitemos el consumo total de grasas, que tienen que quedar reducidas a menos del 30% del total de calorías, sobre todo las grasas saturadas de origen animal. Con esto conseguiremos no sólo controlar el peso, sino también los niveles de colesterol.
  2. Pescados: Enriquece el consumo de pescado en tu dieta (azul y blanco) porque aporta ácidos grasos esenciales de la serie omega 3, muy útiles en la prevención de algunas enfermedades cardiovasculares.
  3. Alimentos recomendados: Lácteos desnatados, cereales, hortalizas, frutas, pescados, carnes blancas (pollo, conejo, pavo), frutos secos (almendras, avellanas, castañas, nueces) y aceite de oliva virgen.
  4. Fibra: Aumenta el consumo de cereales integrales, frutas y verduras. Te ayudarán a evitar el estreñimiento. Hay que aumentar su consumo siempre de forma progresiva, para acostumbrar al organismo y evitar problemas como gases o sensación de hinchazón.
  5. Tomar agua o infusiones te ayudará: Trata de beber entre 2 y 3 litros de agua diarios, especialmente si tu alimentación es rica en fibra o si practicas una actividad física habitualmente. Apuesta por el té verde, por su acción antioxidante y por favorecer la eliminación de grasa.
  6. Alimentos que tranquilizan: Incluye en tu dieta alimentos que sirvan como sustitutivos naturales de los estrógenos, como las isoflavonas de la soja o la granada.
soja beneficios
Artículos relacionados