5 ventajas de tener un entrenador personal

Contar con un profesional que te ayude a entrenar y comer de la manera adecuada marcará la diferencia a la hora de conseguir tus objetivos.​

Conseguir un programa personalizado y ayuda para cumplirlo es la clave para obtener resultados rápidamente. Por eso Jesús Carballo comparte las principales ventajas de tener un entrenador personal.

1. Entrenamiento que se ajusta a tus necesidades

Un entrenador personal ayudará a elaborar el mejor plan de entrenamiento para ti y además te ayudará a ejecutarlo. Él estará contigo en todo momento, monitorizando tus progresos y enseñándote a ejecutar los ejercicios correctamente. Si no tienes un monitor personal, algún profesional de tu gimnasio podría ayudarte alguna vez, pero el entrenamiento no será tan especializado.

Publicidad

2. Atención más allá del gimnasio

Tu entrenador personal estará involucrado en tu entrenamiento tanto en el momento de realizarlo como fuera. Con él te podrás comunicar a lo largo de la semana para que tu programa se ajuste bien a tus necesidades.

3. Sin horarios

Al menos no fijos. Las sesiones de entrenamiento con un personal trainer podrás programarlas a la hora que más te convenga. De esta manera no dependerás de las clases colectivas de tu gimnasio o incluso podrás sacarlas fuera de allí y entrenar al aire libre. Consigues la flexibilidad que necesitas para que tu rutina vaya sobre ruedas.

Lo más popular

4. Motivador personal

Un entrenador personal también es una fuente de apoyo. Él sabrá cómo animarte para sacar lo mejor de ti en cada entrenamiento. Podrás sacar toda la fuerza que tienes dentro gracias a él.

5. Consejos dietéticos

Ahora los entrenadores personales no solo tienen una formación en el aspecto físico del deporte, sino en el alimenticio. Estos profesionales podrán asesorarte en temas de nutrición, de suplementos, dietas, etc. De manera que consigas un estado de salud óptimo.