4 tipos de flexiones más intensas

​Añade dureza a tus entrenamientos incorporando una de estas variaciones de las flexiones tradicionales. Tonificarás todo el cuerpo, no solo los brazos.

Lo más popular

Las flexiones son uno de los ejercicios más completos y eficaces cuando se comienza a practicar ejercicio. Pero si llevas ya un tiempo realizandolas y quieres darle un punto extra de dificultad, Jesús Carballo, ex gimnasta olímpico, te sugiere cuatro tipos de flexiones más intensas que requieren material. ¿Te animas?

Flexión con banda elástica

En estas flexiones se parte de la posición neutra, es decir, brazos más abiertos que el ancho de los hombros y cuerpo estirado completamente. La dificultad añadida llegará al pasar una banda elástica por la espalda que quedará sujeta con las manos en el suelo. Estas bandas ofrecen un extra de resistencia a la hora de elevar nuestro cuerpo cuando se realiza una flexión.

Publicidad

Lo más popular

Flexión con bosu

El bosu es una plataforma con medio fitball para trabajar ejercicios de estabilidad y propiocepción. Para realizar estas flexiones, debemos colocar el bosu con la parte curva en contacto con el suelo. Sobre la plataforma plana, apoya las manos al ancho de los hombros. El cuerpo, como siempre, estirado y recto, con la punta de los pies apoyada en el suelo. Apretando bien el cuerpo, baja el torso, intentando mantener la postura y ejerciendo la misma presión con las dos manos, para que el bosu no se desestabilice. Este ejercicio requiere un nivel físico más avanzado.

Flexión con banco

Este ejercicio trabaja mucho más la zona de los hombros que una flexión común. Busca un peldaño que esté a la altura de tus rodillas, como máximo, y apoya los empeines en él. Con el cuerpo extendido, y las manos apoyadas en el suelo, baja el pecho y vuelve a subir otra vez. Recuerda que debes tener toda la musculatura del core bien apretada para ganar estabilidad. ¿Quieres hacerlo un poco más difícil? Usa un fitball como apoyo en los pies, trabajarás más la zona abdominal y todos los músculos estabilizadores del cuerpo.

Flexión con fitball

Realizar flexiones sobre un fitball es para usuarios muy experimentados. La inestabilidad en esta pelota es todavía mayor que en el bosu. Apoya las manos al ancho de los hombros sobre la pelota, el cuerpo debe permanecer recto y estirado. Tienes que apretar bien todo el cuerpo para bajar el torso hacia la pelota y volver a subir. ¿Todavía más difícil? Prepara dos fitball de la misma altura, una para cada mano. ¡Suerte!