Dejar de fumar y hacer dieta a la vez es posible y te decimos cómo

Estas son las dos promesas más habituales en nuestra lista de propósitos de Año Nuevo aunque luego no las cumplamos.

Lo más popular

Más del 90% de los españoles escoge uno de estos dos propósitos para cumplir en el nuevo año. Pero, ¿dejar de fumar y hacer dieta a la vez es una misión imposible? Lo cierto es que no.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que los dos propósitos son una cuestión de salud. El consumo de tabaco está directamente relacionado con más de 25 enfermedades y es causante del 85% de los casos de cáncer de pulmón. Sin embargo, el miedo a coger kilos de más, que se asocian con la ansiedad que produce dejar de fumar, hace que en muchos de los casos estas promesas fracasen.

Publicidad

Desde la Clínica Feel Good dan unas claves para conseguir estos propósitos al tiempo y no morir en el intento. "Controlar la ansiedad y mantener unos hábitos de vida saludables que eviten el aumento de peso es perfectamente compatible, ya que en ambos casos se asocian a rutinas que nos llevan a fumar después de comer, antes de trabajar…Y si modificamos rutinas cuando se nos genere esa ansiedad vamos a poder llevar a cabo tanto la dieta como dejar el tabaco", afirma la doctora Amaro, directora de la clínica.

Lo más popular

Recomendaciones para dejar de fumar

1. Una vez tomada la decisión, acudir a la terapia elegida pasados uno o dos días ya que estas primeras horas son las más complicadas y significa que caminas firmemente hacia tu objetivo. La acupuntura es una gran ayuda.

2. Para evitar la costumbre de fumar después de comer (ya sea desayuno, comida o cena), lávate los dientes y utiliza algún colutorio. Eso disminuirá las ganas de fumar y te centrarás en otra cosa.

3. Cambiar la rutina del cigarro. Es decir, cambiar el cigarro después del café por un caramelo sin azúcar o tómate una manzana antes de ir a trabajar sustituyendo el cigarrillo. Si puedes echarte un rato después de comer cuando te entren ganas de fumar, hazlo y evita la tentación.

4. Hacer ejercicio aeróbico por las mañanas de forma intensa va a ayudarnos en el aspecto físico y a ser conscientes de lo mal que nos encontramos por culpa del tabaco.

Recomendaciones para hacer dieta

1. Ansiedad y malos hábitos de alimentación: El error está en la ingesta calórica que acompaña abandonar el tabaco. El problema más habitual es que cuando dejas de fumar nos entra la necesidad de consumir alimentos con mucha grasa o azúcar en vez de hacia los saludables. Debemos redirigir esa ansiedad hacia la fruta o vegetales crudos.

2. Hacer ejercicio: No es un mito. Debemos incorporar este hábito de forma progresiva en nuestra rutina diaria. Es una ayuda indispensable para poder lograr estos dos retos de forma fácil y sencilla. Si no haces nada, comienza a andar y ve subiendo el tiempo

Artículos relacionados
Artículos relacionados