Resfriados, 10 trucos para no coger ni uno

Si no quieres que los virus se salgan con la suya, te contamos qué tienes que hacer para evitar los catarros.

Lo más popular

Llega el otoño y con él los catarros y las gripes. En esta época del año los virus se propagan con más facilidad y en algunas ocasiones logran vencer a nuestras defensas y caemos enfermos.

Para que no nos pillen desprevenidos, podemos tomar algunas precauciones que nos ayuden a evitarlos como lavarnos las manos a menudo o ponernos mascarilla para pasear por lugares muy concurridos, como hacen en Japón.

Publicidad

Ata Pouramini, orientador en salud, experto en nutrición, doctor en quiropráctica y miembro de la Asociación Española de Quiropráctica, nos da algunos consejos para fortalecer nuestro organismo frente a estos virus.

  1. Mantener el estrés a raya: en septiembre y octubre volvemos a la rutina lo que nos provoca ansiedad y otras sintomatologías nerviosas nos debilitan. Para ello, algunas personas necesitarán tratamiento o ayuda.
  2. Desconectar varias horas al día: Pouramini recomienda destinar varias horas del día a relajarnos y a disfrutar de tiempo libre. Hacer ejercicio, practicar yoga o pilates, la quiropráctica y la meditación son muy aconsejables en este sentido. Según el doctor, "relajarnos nos ayudará contra la liberación del cortisol, una hormona que producimos cuando estamos agobiados". El cortisol está relacionado también con una evidente disminución de las defensas.
  3. Controlar la ansiedad digital: no es aconsejable estar horas y horas mirando la pantalla del ordenador o del móvil. Los psicólogos alertan de las consecuencias negativas que las pantalas y las tecnologías tienen sobre nuestra salud.
  4. Llevar una dieta equilibrada: una alimentación equilibrada es fundamental para tener buena salud. Las grasas saturadas y los azúcares industriales no ayudan jamás a estar sano y un exceso de azúcar desequilibra la flora intestinal, lugar muy importante para el equilibrio inmunológico.
  5. Desayunar bien: hay tres alimentos de temporada que no pueden faltar gracias a sus propiedades: zumo de pomelo y huevos con setas. Estas últimas por su alto valor nutricional y su refuerzo del sistema inmunológico.
  6. La vitamina D: además de la vitamina C, que es básica para combatir estas afecciones, la vitamina D es un complemento más global. Es una hormona que nos aporta la luz solar y de la que, a pesar de vivir en un país como el nuestro, somos deficientes. La necesitamos para muchas funciones orgánicas y una de ellas es la de defendernos de las agresiones externas. El huevo la contiene, además de aportarnos proteína de alta calidad.
  7. El pomelo: el mejor alimento para tomar vitamina C es el pomelo. Un zumo es complemento ideal por las mañanas por su contenido rico en antioxidantes. Además, es también un buen antiséptico gracias a su refuerzo celular contra el frío y los virus. Sin embargo, antes de tomarlo hay que mirar las contraindicaciones de las pastillas que consumáis. El pomelo puede interferir con 85 productos farmacéuticos.
  8. Omega 3: elemento clave, de origen animal, presente en el pescado azul de menor tamaño, como el boquerón.
  9. Suplementos: tanto las vitaminas como el Omega 3 se pueden obtener mediante suplementos extra. No obstante, si vamos a tomar suplementos, hay que adquirirlos en farmacias y no en grandes almacenes.
  10. Dormir 8 horas al día: el sueño es fundamental, un elemento reparador y clave para el descanso y la recuperación. Hay que dormir ocho horas al día, ni una menos.
Artículos relacionados
Artículos relacionados