Un bebé con tres padres: así se ha conseguido curar una enfermedad genética

​Hace 5 meses llegó al mundo el primer bebé que tiene el ADN de tres personas diferentes.

Lo más popular

Hace 5 meses ocurrió un milagro. Nació el primer bebé con el ADN de tres padres diferentes, pero este milagro de la ciencia que ha salvado la vida del pequeño tuvo que suceder en México, ya que en Estados Unidos, lugar de residencia de los padres, está prohibida esta técnica. El mundo acaba de conocer la noticia gracias a un artículo publicado en la revista científica 'New Scientist'.

Ibtisam Shaban y Mahmoud Hassan son una pareja de origen jordano que llevaba 20 años intentando tener un hijo. Después de 10 años, ella se quedó embarazada, pero fue entonces cuando descubrió que sus hijos nacerían con una enfermedad hereditaria que estaba en el ADN de las mitocondrias de sus células. Se trata de una mutación genética que a ella no la afecta, pero que en sus progenie provoca la enfermedad de Leigh. Esta enfermedad afecta al cerebro, los músculos y el sistema nervioso. La primera niña que tuvieron falleció a los 10 años. Volvió a quedarse embarazada, pero su segundo hijo solo resistió 8 meses con la misma enfermedad. Desesperados, la pareja contactó con el especialista en fertilidad John Zhang y su equipo del Centro de Fertilización New Hope de la ciudad de Nueva York.

El doctor John Zhang sostiene a Abrahim, recién nacido.
Publicidad

Dado que en Estados Unidos esta manipulación genética de los embriones no está permitida, la pareja y el equipo médico viajaron hasta México para poder llevar a cabo esta práctica. Esta técnica se puede realizar de dos maneras: fecundando dos óvulos femeninos con el esperma del padre y luego manipular los núcleos; o bien, manipular los núcleos y conseguir un óvulo "híbrido" que será fecundado con el esperma del padre. Como Ibtisam y Mahmoud son musulmanes, y no estaban de acuerdo con la destrucción de dos embriones, decidieron decantarse por la segunda técnica.

Lo más popular

Las mitocondrias, que son las que aportan la energía a las células, tienen en su interior 37 genes que se transportan de padres a hijos de los alrededor de 20.000 que contienen las células humanas, de manera que el porcentaje es mínimo. Pero es justo en las mitocondrias donde se esconde la enfermedad que padece esta mujer. ¿La solución? Implantar el núcleo del óvulo de la madre (dónde se encuentra la mayoría de la información genética) en el óvulo de una donante, al que previamente le han retirado su núcleo. De esta manera, se crea un óvulo nuevo que solamente contiene el 0,1% del ADN de la donante.

Tras varios intentos, solo un embrión consiguió desarrollarse de manera normal y de él ha nacido el pequeño Abrahim Hassan, que ya tiene 5 meses, libre de la enfermedad de la que su madre era portadora.

Este logro puede ser una gran paso para todas las madres que son portadoras de una enfermedad genética, pero todavía no existe una legislación al respecto en la mayoría de los países por las implicaciones morales que tiene manipular el ADN así.

embarazo, fertilidad, tratamiento, genética
Artículos relacionados
Artículos relacionados