​8 cosas que tu médico quiere que sepas sobre protección solar

​ Es posible que no te estés protegiendo tan bien como crees.

Lo más popular

El sol puede convertirse en el peor enemigo para tu piel, pero también en un aliado perfecto para tu salud si te enfrentas a él con moderación y, sobre todo, con la protección adecuada. ¿Quieres saber si te proteges bien a ti y a los tuyos? Te damos las pautas que marcan los médicos. Síguelas:

1. La diferencia entre los rayos UVA y UVB

El sol no sólo emite un tipo de radiación, el experto Liesel Holler nos lo recuerda. "El sol emite radiación ultravioleta en forma de rayos UVA y UVB. Los UVB son los rayos que dañan las capas superficiales de la piel causando quemaduras. También juegan un papel clave en el desarrollo de cáncer de piel". Los rayos UVA penetran en la piel mucho más profundamente, provocando el envejecimiento prematuro de la piel y dañando el ADN, lo que conduce al cáncer de piel. En este sentido, los especialistas recuerdan que "hace años se pensaba que los rayos UVA eran menos nocivos que los UVB (causantes de lesiones directas en el ADN), pero hoy en día se sabe que los rayos UVA favorecen la aparición de cáncer de piel a través daños indirectos en el ADN. Varios estudios sugieren que la ausencia de filtros UVA puede ser la causa de la aparición de melanomas entre aquellas personas que usan protección solar en comparación con los que no la utilizan".

Publicidad

2. Necesitas un protector solar de 'amplio espectro'

Es posible que te fijes en el factor de protección solar (FPS), pero éste no da una idea del nivel de protección contra los UVA, que es de suma importancia. "El FPS nos indica hasta qué punto un protector solar protegerá nuestra piel de los rayos UVB", cuenta un doctor especialista en este campo. Por ello, hay que mirar el sistema de clasificación para los bloqueadores de rayos UVA, basado en un número de estrellas, que debe estar en la parte posterior del frasco. Estas estrellas (que van desde 0-5) indican el porcentaje de radiación UVA absorbida por el protector solar. 

Lo más popular

3. Un factor más alto no siempre significa una mayor protección

¿Crees que con un factor 100 estarás más que protegida? Piénsalo otra vez. "Los protectores solares con un FPS muy alto, como 75 ó 100, no ofrecen una protección mayor que un FPS 30 y confunden a la gente haciéndoles creer que ofrecen más protección de la que realmente proporcionan. De hecho, los FPS30 bloquean el 97% de los rayos UVB mientras que un FPS50 bloquea el 98%", aseguran los especialistas en dermatología.

4. El autobronceador y los protectores no se mezclan

Si alguna vez te han tentado esos productos milagro que te autobroncean al mismo tiempo que te protegen, lee lo que cuenta el director general de una marca tan conocida en este sector como es Ultrasun. "El principal ingrediente de los productos autobronceadores es una sustancia química llamada dihidroxiacetona (DHA). El DHA funciona provocando una reacción química en la piel. Es un producto químico tan fuerte que ataca a los otros productos químicos de los que está compuesto. Si a la hora de desarrollar un protector solar de amplio espectro utilizáramos DHA, saldría de la fábrica y pasaría todas las pruebas sin problemas. Tendría su protección solar contra los UVA, pero a las  2-3 semanas el DHA la destruiría".

¿Qué hacer entonces? Aplícate el autobronceador la noche anterior o un par de días antes de comenzar las vacaciones. Al no aplicártelo el mismo día que tu protector solar de amplio espectro, funcionará muy bien.

5. La 'fotoestabilidad 'es importante

Con el término 'fotoestabilidad' nos referimos a la capacidad que tiene un producto para conservar sus propiedades ante la exposición de los rayos solares: si algo es fotoestable no se degradará. Pero eso no quiere decir que sólo nos lo tengamos que aplicar una vez. De hecho, los médicos insisten en que "es necesario volver a aplicarlo, porque hay otros factores como nadar, sudar, ducharse y secarse con una toalla que hacen que el protector solar vaya desapareciendo".

Es necesario volver a aplicarlo cada dos horas mínimo o cada 30 minutos si estás en condiciones de  mucho calor y humedad . Y por cierto... aunque en la etiqueta del protector solar ponga que es "resistente al agua", en realidad sólo dispones de unos 40 minutos de protección una vez que te has mojado.

6. Los protectores solares en spray no siempre son eficaces

Los protectores solares en aerosol contienen una gran cantidad de alcohol, que, según los doctores, "debilita la fotoestabilidad y seca la piel justo en el momento en el que se necesita más hidratación". Evitar por completo la utilización de alcohol en los protectores solares es casi imposible. Así que prescinde de los productos que cuentan con el alcohol entre sus ingredientes y revisa la etiqueta cuando se trata de aerosoles o de geles que dicen ser "refrescantes".

7. Los suplementos para el bronceado podrían hacer daño

A menudo las pastillas para ponerse moreno se anuncian como una forma de conseguir un bonito bronceado antes de que te vayas de vacaciones. "No entiendo el motivo para querer aumentar la producción de melanina, ya que ésta es una señal de que la piel está dañada. No tiene sentido", explica el doctor Marko Lens, prestigioso cirujano plástico especializado en cáncer de piel y reconocido en toda Europa.

8. Existen protectores solares que no provocan la aparición de manchas en la piel

Según los expertos, "no es el filtro UV el que causa las manchas, sino que se trata más bien de un problema de las cremas que se utilizan para combinar con los filtros. Evita cremas que tengan una textura grasa y que no son absorbidas por la piel tras un par de minutos. Un buen punto de partida es cualquier filtro solar que asegure en la etiqueta que está libre de aceites". Lo ideal es utilizar dos filtros solares, uno para cara y otro para cuerpo.

Vía: www.netdoctor.co.uk

prevenir cáncer de piel
Artículos relacionados

cremas sol
Artículos relacionados