La verdadera razón por la que no duermes bien la primera noche de hotel

Tu cerebro está alerta cuando duermes en un sitio nuevo​ y te decimos por qué.

Lo más popular

"En Japón dicen que si uno cambia de almohada no puede dormir". Así comienza Yuka Sasali, la profesora asociada de Ciencias Cognitivas Psicosociales de la Universidad de Brown, en Rhode Island, Estados Unidos, su estudio sobre las costumbres del sueño cuando duermes fuera de casa. Y es que "uno no duerme muy bien en un lugar nuevo. Todos los sabemos", continúa la profesora.

Según el estudio de esta universidad publicado en la revista Current Biology, cuando una persona duerme en un lugar nuevo, una parte del cerebro permanece alerta ante posibles peligros potenciales.

Publicidad

Este hallazgo podría ayudar a explicar por qué muchas personas duermen mal en su primera noche en un hotel, en su piso nuevo, en un laboratorio del sueño u otro lugar nuevo.

Los investigadores midieron la actividad cerebral de 35 personas durante dos noches mientras dormían en un laboratorio del sueño, con una semana de diferencia.

En todas las personas participantes una parte del hemisferio izquierdo del cerebro mostró una mayor actividad que el hemisferio derecho durante la fase del sueño llamada sueño de ondas lentas en la primera noche del estudio.

Lo más popular

Cuando se reprodujeron sonidos en el oído derecho de los participantes para estimular el hemisferio izquierdo del cerebro, eran más propensos a despertarse y a estar alerta que si los sonidos se reproducían en el oído izquierdo para estimular el hemisferio derecho.

En la segunda noche del estudio en el laboratorio del sueño, no hubo diferencias significativas en la actividad entre los hemisferios izquierdo y derecho del cerebro, ni siquiera en la red que se activó la primera noche.

Durante el día, esa red, llamada red neuronal por defecto, siguió funcionando cuando el cerebro estuvo relajado, dijeron los investigadores.

Debido a que solo midieron la primera fase del sueño de ondas lentas, los autores del estudio dijeron que no sabían si la red neuronal por defecto izquierda permanece atenta toda la noche o si trabaja por turnos con el lado derecho a una hora más tarde de la madrugada.

Así que la conclusión final de este estudio es que la parte de nuestro cerebro encargada de estar alerta ante peligros en situaciones nuevas o desconocidas funciona al máximo rendimiento cuando se trata de dormir en un lugar nuevo. Dicha actividad, se va relajando según el cerebro va conociendo y asimilando el nuevo lugar donde dormimos.