Cepillarte los dientes después de comer es perjudicial

Te contamos cuándo y cómo debes hacerlo y otros 5 hábitos para mejorar tu salud dental.

Lo más popular

En nuestro día a día solemos hacer pequeños gestos que sin saberlo pueden dañar los dientes a largo plazo. Pero no sólo pueden estropear la dentadura, también pueden ser la causa de algunas enfermedades bucodentales. La clínica Iván Malagón nos da las claves de lo que no debemos hacer:

Consumir exceso de cítricos: Los ácidos presentes en los cítricos debilitan el esmalte dental, aumentando el riesgo a sufrir caries, además de aumentar la sensibilidad dental.

Publicidad

Morder bolígrafos, lápices o cualquier otro objeto: Si hacías este simple gesto sin pensarlo, debes tener en cuenta que, al apretar objetos entre los dientes, se pueden provocar microrroturas en las piezas dentales, debido a la fuerza que se ejerce.

Morderse las uñas: Este hábito, además de no ser estético, puede perjudicar los dientes. Con este gesto se pueden desprender pequeños prismas del esmalte que dan lugar a microfracturas que debilitan el diente. Además, se provoca que las bacterias presentes en las manos puedan llegar a la boca, aumentando el riesgo de sufrir caries. Pero también puede provocar daños en las articulaciones de la mandíbula.

Lo más popular

Usar los dientes como herramienta multiusos: ¿Quién no ha cortado alguna vez un hilo con los dientes? Gestos tan sencillos como cortar el hilo, humedecerlo y pasarlo entre los dientes, o partir un fruto seco son acciones con las que es posible que aparezcan pequeñas muescas en el esmalte dental y ser las causantes de roturas severas en los dientes.

Usar palillos: Este gesto tan habitual puede dañar los dientes y las encías. Debes sustituirlo por el hilo dental o los cepillos interproximales. Su uso debe formar parte de tu rutina de higiene bucodental diaria, además del cepillado. Y así puedes conseguir una limpieza completa de tu boca.

Cepillarse los dientes justo después de comer.  Es muy saludable mantener una rutina de higiene dental, pero para ello se debe esperar un mínimo de media hora después de tomar alimentos, ya que estos cambian el pH de la boca volviéndose más ácido lo que hace que con el cepillado se dañe el esmalte dental. Además, la dentadura puede ser más susceptible al ataque de las bacterias presentes en la boca. Se recomienda beber agua o mascar chicle para favorecer la producción de saliva y que así el pH de la boca se restablezca lo antes posible.