Pautas eficaces para terminar con el síndrome de la mujer agotada

Pilar Benítez te ayuda a sobrevivir a las responsabilidades con su fórmula para tener una vida más plena y feliz.

Lo más popular

¿Quién no ha oído la frase "estoy agotada"? Este síndrome acompaña a la mujer actual, cada día más cargada de responsabilidades profesionales y familiares y a la que cada vez le resulta más difícil la conciliación. Si quieres encontrar el equilibrio y disfrutar de tu día a día existe una fórmula para organizarte mejor y tener una vida más plena y feliz gracias a los planteamientos que nos da en exclusiva Pilar Benítez. Experta en nutrición energética, salud y cocina terapéutica y especializada en meditación, esta licenciada en empresariales es autora del libro 'Mujeres agotadas y cómo dejar de serlo' y del método '¡Siéntete radiante!'. En Woman´s Day la entrevistamos para que "madres, esposas, hijas, abuelas, hermanas, novias...." conserven la pasión por la vida.

Publicidad

Has publicado "Mujeres agotadas y cómo dejar de serlo". ¿Por qué las mujeres estamos agotadas?

Esa expresión "¡buf, estoy agotada!" está siendo demasiado común entre la mayoría de mujeres que deben conciliar familia y trabajo; o las que, sin tener responsabilidades familiares, vuelcan toda su atención en el trabajo y no caen en la cuenta de que es imprescindible dedicar parte de su tiempo a su propio cuidado. Son las que se esfuerzan tanto para afrontar todas sus tareas y responsabilidades diarias que se desgastan más de lo admisible para su organismo.

Lo más popular

¿Síntomas?

Padecen un cansancio crónico y se acostumbran y resignan a sentirse siempre así. A todas ellas intento mostrarles que pueden sentirse más vivas, enérgicas y tranquilas atendiendo un poco mejor sus necesidades básicas. Creo que el cansancio aparece cuando la demanda que hacemos a nuestro organismo supera la capacidad de respuesta de éste. Un desgaste importante sostenido en el tiempo, sin tomar medidas para "reponer" lo gastado, da lugar a un cansancio importante y abona el terreno para los problemas de salud.

Planteas la solución como un reto en 12 meses y otros meses para reforzar. ¿Por qué? ¿Podrías resumir las pautas para dejar de estar agotada?

Me parece muy importante incorporar las mejoras poco a poco. La mujer que está sobrepasada por su día a día no puede hacer cambios bruscos ni abandonar hábitos muy integrados de forma repentina. La mejora de hábitos ha de ser un recorrido progresivo, que introduzca a la mujer en una dinámica positiva que le vaya abriendo camino, sin prisa pero sin pausa, hacia una forma de vivir más sostenible. Creo que 30 días es lo mínimo que necesitamos para poder integrar un hábito de forma real. Y como que hay que ir revisando poco a poco distintas áreas (alimentación, descanso, hábitos de compra, ejercicio..) necesitamos hacerlo a lo largo de varios meses.

¿Cómo ayuda la comida?

Todo lo que comemos nos afecta. Nuestro organismo, nuestra sangre, tejidos, órganos... se forman a partir de lo que comemos. Pues partiendo de esta premisa, es coherente pensar que la calidad de los nutrientes que le damos a nuestro cuerpo es fundamental para que éste pueda regenerarse y mantenerse en buen estado.

¿Algún ingrediente mágico?

Sí, los que nos da la naturaleza. Es importante comer alimentos naturales, libres de productos químicos y tóxicos.

¿Algún alimento que quitarías?

Los alimentos muy refinados, muy endulzados y manipulados.

¿Una receta reconstituyente?

Una muy fácil, tradicional y deliciosa: arroz integral con lentejas.

¿Algún truco para dormir y descansar mejor?

Apaga las pantallas del móvil, ordenador, televisión… al menos una hora y media antes de irte a dormir.

¿Consejos para relacionarte con los demás?

Si tú estás con energía, vital y te sientes a gusto en tu piel, te relacionarás bien con el entorno. Salud es la capacidad de adaptarte al medio ambiente que te rodea, así que vamos a potenciar nuestra salud para ofrecer al mundo nuestra mejor versión e irradiar eso a los que nos rodean, a los demás.

¿Y el ejercicio qué lugar ocupa?

Importantísimo, nuestro curepo está diseñado para moverse.

Eres autora del método www.sienteteradiante.com, ¿qué pautas nos das para vernos más guapas?

Poniendo conciencia en que todos los hábitos diarios, todas las pequeñas y rutinarias decisiones que tomamos sobre lo que desayunamos, comemos y cenamos, bebemos, compramos para nuestra despensa y nevera, andamos, pensamos, nos movemos… influyen en nuestro estado. Y no es fácil. Eso requiere de una atención y de una información para saber escoger con propósito. El Método ¡Siéntete Radiante! está diseñado para acompañar a las mujeres en ese recorrido, para que no se sientan solas y para motivarlas a seguir adelante cuidándose cada día. Hay muchas mujeres que lo atestiguan y yo la primera (se pueden leer los testimonios en www.sienteteradiante.com/testimonios)