Frena la astenia, los sofocos, las urticarias y mucho más con la infusión adecuada

Cómo tomar las plantas medicinales y las recetas para sacarles el máximo partido.

Lo más popular

Una planta medicinal aporta principios activos secundarios capaces de paliar, prevenir o curar enfermedades. Para aprovechar sus beneficios, aquí nos centraremos en cómo tomarlas mediante infusiones. Contamos con Llorenç Teixé, que dirige el herbolario 'Manantial de salud' (Calle Xuclà, 23, Barcelona) desde hace 20 años. Él representa la tercera generación y sus hijas, la cuarta de una familia que trabaja y conoce en profundidad el mundo de las plantas. Teixé es uno de los grandes referentes, en Barcelona, de la fitoterapia y las plantas medicinales. Es químico e ingeniero agrónomo, pero lo dejó todo por las plantas. "Representan un mundo muy complejo. Hay que saber identificarlas, saber el momento exacto de su recolección y qué parte de ellas vamos a utilizar".

Publicidad

Estamos en primavera, época de alergias. ¿Qué plantas pueden ayudarnos a solucionar este problema?
No conozco ninguna planta que cure totalmente las alergias. Sí las hay paliativas en parte. Utilizaremos las que son ricas en picnogenoles, en quercitinas para evitar la producción de histamina, hormona y neurotransmisor responsable de las reacciones alérgicas. Quizá la planta más eficaz para reducir este problema sea el heliocriso, sin olvidar la equinácea o el grosellero negro. Pero, sin duda, la planta más recomendable sea el heliocriso.

Lo más popular

¿Y para combatir la astenia primaveral? Me gusta mucho la rhodiola, viene de Siberia. Adapta al cuerpo a situaciones diferentes. Ahora cambia el tiempo, agobia al calor de los primeros días y el cuerpo debe adaptarse.  Llegado el mes de julio, si dejas de tomarla no pasa nada. Carece de contraindicaciones. Los rusos la denominan 'adaptógena' porque buscaban arbustos naturales para que sus astronautas tuvieran más resistencia al esfuerzo en el espacio cuando competían con los americanos en los años 50 y 60.

Dígame la planta femenina por excelencia.
La mayoría de las plantas son femeninas. Los primeros herbolarios de la historia fueron mujeres. Ellas iban al campo para recoger plantas para el cuidado de la familia. Dos plantas muy femeninas son la artemisa y la salvia.

¿Por qué?
Contienen una alta carga de fitoestrógenos. Si una señora de edad mediana toma infusiones de salvia con regularidad, retrasará la llegada de la menopausia. Que tome un vaso cada día. Otra opción interesante para la menopausia, tomar también un vaso cada día de linaza porque contiene lignanos, compuestos químicos reguladores de la función hormonal.

¿Y para paliar los sofocos?
Los sofocos ocurren porque baja la producción de estrógenos y el cuerpo fabrica de golpe otras hormonas como sustitutos. Como lo hace de forma tan repentina, una mujer siente, de pronto, sudoración, calor. Lo dicho, la mejor opción para este problema consiste en tomar salvia.

¿Cómo se hace bien una infusión?
Si queremos extraer los aceites esenciales de plantas como la menta, la melisa, el anís o el tomillo, con un minuto de cocción en agua es suficiente. Si mantenemos estas hierbas más de un minuto, estos aceites esenciales se volatizarán. El nogal, excelente planta antidiarreica, en fuego cinco minutos para sacar todos los taninos. Aquí ya necesitamos más tiempo. Pero si queremos hervir la cola de caballo, al hacerlo durante dos minutos lograremos un excelente diurético y si lo hacemos durante diez minutos lograremos una gran infusión remineralizante. Cada planta requiere un tiempo concreto para resolver problemas concretos.

¿Y cómo se debe tomar una infusión?
Las plantas requieren un período de consumo largo y poco a poco. Pondré un ejemplo. Una infusión de valeriana, tomada a sorbitos, varias veces a lo largo del día, es mejor que tomada de golpe. En el caso de la valeriana, tomada de golpe, puede ser excitante. Nunca aconsejo tomar valeriana para dormir. Da un sueño intranquilo, sueñas cosas raras.

¿Por qué la valeriana es excitante tomada de golpe?
Libera sus principios activos de forma gradual, por ese motivo la valeriana se tiene que tomar poco a poco.

Llorenç Teixé nos cuenta los usos de las plantas medicinales.

¿Existen plantas anticancerígenas?
No podemos crear falsas expectativas al respecto. Eso sí, hay plantas que sí ayudan a evitar el crecimiento de tumores malignos. Las plantas anticancerígenas mejor documentadas son la uña de gato y la graviola. Yo he visto analíticas de personas que sufren cáncer y después de tomar graviola han logrado disminuir determinados parámetros tumorales.

¿Cómo tomaremos la graviola?
Hervida durante dos minutos. Dejamos reposar 10 y tomamos de dos a tres vasos al día. Las hojas hechas polvo las podemos tomar en una cucharada de sopa, con el yogur o en la ensalada. Esto lo haremos en un período de tres a cuatro meses.

¿Para resolver problemas de estómago? Soy partidario del anís verde, totalmente inofensivo, sin contraindicaciones. En caso de los adultos yo la doy mezclada con hinojo y comino. Para favorecer la creación de los jugos gástricos tomaremos poleo, melisa o menta. Siempre después de las comidas. Hervirlas durante dos minutos. Tomaremos una tacita, caliente o fría da igual. En el caso de los bebés de semanas o meses de vida, si tienen problemas de estómago, le daremos también anís verde. Una cucharadita después de tomar el pecho o la papilla.

¿Qué aconseja para los problemas urinarios?
Cola de caballo, grama o abedul. Los tomaremos en períodos largos de tiempo, tres o cuatro meses. A mí me gusta mucho las estigmas de maíz. Nunca provoca daño. Una señora que sufra cistitis de forma repetida, le aconsejo que tome infusiones de gayuba una vez acabado el tratamiento con su médico. Conseguirá evitar nuevas infecciones. Tomará un litro dos días a la semana. Los lunes y los viernes, por ejemplo.

¿Si necesito conciliar el sueño? Pues aquí señalaría la amapola europea, el lúpulo y la pasiflora. Tomaremos una tacita por la noche después de cenar y la tomaremos en dos veces. La primera mitad acabada la cena y la otra cantidad antes de ir a dormir. Ayudan a coger el sueño rápidamente y nos permitirán dormir más horas seguidas. La valeriana no debe tomarse por la noche jamás, solo durante el día.

¿En caso de tener problemas de circulación de la sangre? Entre varias, señalaría el castaño de indias, el ruscus y el hamamelis. Ayudan a reducir los problemas de varices. Se pueden tomar en gotas, comprimidos o en infusión. En este último caso, cucharada de la mezcla por vaso de agua, que hierva dos minutos, diez de reposo y se tomarán dos veces al día. Pero cuando hay problema de varices y se hinchan los tobillos hay que buscar otras soluciones, evitar pasar todo el día de pie, dormir con los pies un poco elevados, después de la ducha un buen chorro de agua fría en las piernas. Todo esto ayuda a que las venas no se dilaten.

¿Y para combatir los problemas respiratorios? La flor de malva y el mucílago. Hay que hervir bastante para extraer el mucílago de la raíz o de la hoja. El agua quedará un poco viscosa. Habrá que tomarla a sorbitos. Es muy buena para los bronquios y toda la zona de la laringe. Protege la zona mucosa y evita que se irrite. Las yemas de pino contienen resina con propiedades antisépticas y balsámicas. El marrubio es otra planta extraordinaria para limpiar los bronquios. Es amarga. Un fumador que abandone el hábito del cigarrillo, si toma marrubio durante tres meses mejorará el estado de sus pulmones.

Si es tan amarga, ¿se puede combinar con otras que le den un sabor un poquito más dulce?
Sí, no hay problema. Yo pienso que si las plantas son amargas, hay que tomarlas amargas. La parte emocional también es importante. Cuando tomo marrubio, ese sabor amargo me recuerda que me va a limpiar los bronquios. Las plantas amargas nunca aconsejo hervirlas. Mejor macerarlas en frío. Prepárala por la noche, medio vasito de agua con un poco de esta planta. Por la mañana se pasa por un colador y se toma.