Hacer ejercicio ayuda a superar el cáncer de próstata

Un estudio reciente demuestra que los hombres que hacen deporte y padecen esta enfermedad ​tienen más probabilidades de curarse.

Lo más popular

Hacer ejercicio de forma moderado o intensa podría mejorar las probabilidades de un hombre de sobrevivir al cáncer de próstata, sugiere un estudio de la American Cancer Society

Este estudio incluyó a más de 10.000 hombres de 50 a 93 años de edad que fueron diagnosticados con cáncer de próstata localizado (que no se propagó más allá del órgano) entre 1992 y 2011. También se analizaron sus hábitos deportivos durante el tratamiento.

Publicidad

Los hombres que más ejercicio realizaban antes del diagnóstico eran un 30% menos propensos a morir de cáncer de próstata que los que menos ejercicio hacían, concluyó el estudio. 

Aunque el estudio no pudo probar causalidad, "nuestros informes respaldan la evidencia de que los supervivientes al cáncer de próstata deben cumplir las directrices de actividad física, y sugieren que los médicos deben pensar en promover un estilo de vida físicamente activo en sus pacientes de cáncer de próstata", apuntó la directora del estudio Ying Wang Wang en un comunicado de prensa de la American Cancer Society.

Lo más popular

Los investigadores también examinaron los efectos de caminar como la única forma de ejercicio. Hallaron que caminar entre cuatro y seis horas por semana antes del diagnóstico también se asociaba con un riesgo un tercio más bajo de muerte por cáncer de próstata. Pero el momento era clave, dado que caminar después de un diagnóstico no se asoció con una reducción estadísticamente significativa en el riesgo de muerte, apuntaron.

"La American Cancer Society recomienda que los adultos realicen un mínimo de 150 minutos de actividad física moderada o 75 minutos de actividad física vigorosa por semana", anotó Wang, y "estos resultados indican que seguir esas directrices podría asociarse con un mejor pronóstico en el tratamiento del cáncer de próstata".

"La actividad física ayuda en todos los aspectos de la salud", apuntó la Dra. Elizabeth Kavaler, especialista en urología del Hospital Lenox Hill, en Nueva York. "Este estudio refuerza que un estilo de vida saludable, lo que incluye el ejercicio, es uno de los pocos aspectos del resultado posterior al cáncer que un paciente puede controlar".

El estudio "aumenta las crecientes evidencias de que el ejercicio regular se asocia con unos mejores resultados en el cáncer de próstata", dijo. "Múltiples estudios también han mostrado mejoras en otros cánceres, como el cáncer de mama, el de colon y el de pulmón".

"El ejercicio regular mejora la salud cardiovascular, la calidad de vida, y probablemente la capacidad general de combatir la enfermedad de los pacientes", añadió Vira.

Wang enfatizó que aún se necesitan más investigaciones para averiguar si sus hallazgos podrían diferir según la edad en el momento del diagnóstico, el peso o el tabaquismo del paciente.