9 datos para tener una boca más sana

​El cuidado bucal es básico, ya que entre el 20% y el 60% de la población padece alguna vez lesiones orales.

Lo más popular

Hay una dolencia que por desgracia es más habitual de lo que nos gustaría, pero que resulta fácil de evitar con los cuidados adecuados: las aftas o llagas, que son unas lesiones que aparecen en la mucosa bucal, de forma redondeada, color blanco y reborde rojo. Desde Laboratorios Viñas nos dan algunos consejos para prevenir esta dolencia que afecta a gran parte de la población alguna vez en su vida.

Publicidad

1. Afectan más a las mujeres que a los hombres, y en el 50% de los casos se padecen antes de los 20 años. Y han aparecido en la  boca de entre el 20% y el 60% de la población, por lo que  es un problema muy común que se debe tener muy en cuenta.

2. Las estaciones en las que es más habitual que aparezcan son la primavera y el otoño, por lo que debes hacer especial hincapié en esta época del año.

Lo más popular

3. Se puede producir por: sequedad bucal; virus, estrés, defensas bajas, falta de vitamina B12, hierro y ácido fólico; como reacción alérgica; por lesión provocada con una prótesis o una ortodoncia, o por cambios hormonales.

4. Utilizar productos ricos en ácido hialurónico, que hidrata y protege la mucosa bucal.

5. Para evitar sufrir o empeorar estas lesiones, evita alimentos muy ácidos, picantes y demasiado calientes. En personas propensas a padecer esta dolencia, no se recomienda consumir fresas, limones ni frutos secos, ya que propician la aparición de llagas.

6. Incluye en tu dieta alimentos que protejan la mucosa bucal. Consume alimentos ricos en hierro y vitaminas del grupo B como por ejemplo la carne roja, el pavo, la yema de huevo, los crustáceos, el pescado, el conejo y el hígado. Añade cereales integrales, legumbres, alimentos ricos en zinc, como el cordero, el cacao o las ostras; y con ácido fólico como las naranjas, el brócoli, las espinacas, los espárragos y las acelgas, entre otros.

7. Cambia tu cepillo de dientes cada tres meses, que sea de cerdas suaves para no lesionar la mucosa o las encías. También debes cambiarlo cada vez que pases por una enfermedad.

8. Acude de manera regular al dentista y recuerda que debes lavar tus dientes al menos tres veces al día. Los cepillados más importantes son el de la noche, ya que esos gérmenes que se quedan en la boca tienen más horas para actuar, y el de primera hora de la mañana, porque llevas muchas horas sin hacerlo.

9. Si han aparecido este tipo de úlceras, lo mejor es tratarlas con productos ricos en ácido hialurónico para reconstruir el tejido conjuntivo. Un buen ejemplo son el aftaspray o el aftum gel oral de Laboratorios Viñas, entre otros, ya que no tienen azúcar o alcohol en su fórmula.