Zumbido de oídos

Cuáles son las causas y cómo paliar esta incómoda situación​.

Muchas veces creemos que es algo transitorio y no lo tomamos en serio, pero el hecho es que hay alrededor de nueve millones de españoles que sufren un constante y  molesto zumbido que les dificulta su vida diaria. Hay que destacar que puede ser también algo ocasional, y que muchas veces hay que acostumbrarse a vivir con ello.

Aunque es más común sufrirlo en la vejez, la verdad es que cualquiera puede padecerlo. 

Publicidad

Sus causas son muy diversas. Algunos afirman que no es más que uno de los síntomas de una futura sordera, aunque a veces no son más que simples ruidos internos.

Lo que sí se sabe a ciencia cierta es que lo produce una disfunción del oído en el trayecto que realizan las células que transforman la vibración que llega hasta el oído, y de ahí hacia el cerebro. Es en ese intervalo de movimientos donde hay un fallo que da lugar al molesto zumbido.

Lo más popular

Por otro lado, puede tener también un origen muscular, pero no suele ser lo habitual. 

Por último, puede ser consecuencia de una exposición prolongada a un ruido fuerte o  también de antiguas fracturas auriculares que acaban pasando factura.

Lo bueno es que existen tratamientos al respecto.

Aunque pueden parecer un poco complicados, los tratamientos obtienen una mejora en el 80% de los casos.

Éstos requieren medidas higiénico dietéticas, de apoyo psicológico, de enmascaramiento del ruido y también con la ayuda de fármacos. 

Hay especialistas que "entrenan" el sistema auditivo para lograr que el paciente se acostumbre a ello y no vea el zumbido como un problema, y otros que consisten en cubrir el ruido con otro más agradable que al menos permita conciliar el sueño.

Para los que padecen de ansiedad y estrés, los psicólogos y los fármacos son la mejor solución.

En cualquier caso, lo mejor es evitar ambientes ruidosos, controlar la presión arterial, disminuir el consumo de sal e hidratarse adecuadamente. Evitar el tabaco, el alcohol y las sustancias excitantes también es una buena recomendación. Por último, practicar algo de ejercicio para evitar el sobrepeso y combatir el estrés es una idea excelente.