Dolor de rodillas, lo que debes saber

​¿Cuándo aparece?, ¿por qué?, ¿qué hacer para evitarlo? Te damos respuesta a estas y a muchas más preguntas.

Las rodillas son una de las partes del cuerpo más maltratadas a la hora de hacer deporte. En primer lugar, por desconocimiento a la hora de realizar bien los ejercicios, y en segundo, porque son unas grandes olvidadas.

Hay que tener en cuenta de que a la hora de hacer, por ejemplo, running, nuestras rodillas son las principales afectadas, ya que todo el peso que originamos al trotar, impacta directamente contra esta delicada articulación, provocando lesiones y a veces daños irreversibles.

Publicidad

Por eso, cuando nos duelen las rodillas, es clave analizar el origen del dolor, ya que el tratamiento no será el mismo. Saber exactamente qué acción produjo el dolor, facilitará enormemente un diagnóstico correcto. El siguiente paso es, por supuesto, contarle todo esto al especialista que nos vaya a tratar.

Por lo demás es sencillo, si se sabe qué actividades  provocan el dolor, hay que evitarlas, y bajo ningún concepto seguir realizándolas hasta que el dolor sea más agudo. Los ejercicios típicos que provocan dolor en las rodillas son, sobre todo, los relacionados con el mundo de la carrera y las flexiones de la parte inferior, especialmente con carga (sentadillas, zancadas…). Según el deportista y entrenador personal Jesús Carballo "Saber parar es fundamental. Más vale una retirada a tiempo que originar o agravar una lesión que nos podríamos haber ahorrado simplemente con reposo".

Lo más popular

Lo que sí se puede hacer para evitar lesiones rotulianas es ejercitar la zona. En primer lugar, es interesante hacer ejercicios que fortalezcan la musculatura que da estabilidad a la rodilla y equilibrar muscularmente la fuerza en los vastos del cuádriceps, ¿cómo? Para ello se suele usar la máquina extensora de cuádriceps en el gimnasio, y como ejercicio de cardio, lo más recomendable es la natación a crol y espalda.