7 de cada 10 españoles sufren dolor de pies

La clave para evitar esta dolencia puede estar en elegir bien el calzado, te contamos lo que necesitas saber.

Lo más popular

Estas incómodas dolencias afectan a la mayoría de la población, pero no se le da la importancia que debería. El calzado que usamos es el responsable y a la vez el mejor aliado para cuidar de los pies.

No es increíble que tras un estudio realizado por el servicio de reumatología del Hospital del Mar de Barcelona, la mitad de los pacientes usaran una talla de zapato incorrecta, en concreto un número menos. Este gesto está provocando muchos de los problemas y dolores que sufrimos en los pies, pero que solo nos preocupan cuando realmente afectan a nuestra rutina. Pero hay que recordar que muchas dolencias comunes como los pies planos, los callos o las durezas son muy fáciles de tratar y evitar.

Publicidad

Elegir un calzado adecuado

Nos gusta vestir de moda nuestros pies, pero no todos los zapatos y zapatillas son beneficiosos. No sorprende que el 80% de los pacientes afectados en la zona del antepié, es decir la zona delantera del pie, sean mujeres. Los zapatos de tacón y las zapatillas de deporte son un calzado del que no se debe abusar. Lo mejor es usar un zapato cómodo, de nuestra talla y que sujete bien el pie. Los zapatos de tacón demasiado elevado suponen un estrés muy grande para el pie, la planta del pie está demasiado extendida, se sobrecarga toda la bóveda anterior al acortar el arco de la planta. Por esta razón, lo mejor es no abusar del zapato de tacón.

Lo más popular

Tu profesión puede influir en los dolores, sobre todo cuando debes estar de pie muchas horas y no usas el calzado adecuado. También les puede ocurrir a las amas de casa, cuyo trabajo en el hogar va acompañado de unas zapatillas de estar por casa que no sujetan su pie correctamente.

Por supuesto, la edad también influye. Cuando llegamos a la tercera edad una sujeción adecuada es clave. A medida que somos mayores, la musculatura del pie se afloja, por lo que necesitaremos calzar unos zapatos que sujeten de manera firme, pero que no aprieten. La puntera debe ser amplia y redondeada, y si la suela es demasiado dura, lo mejor será recurrir a unas plantillas que acomoden mejor nuestros pasos.

Los juanetes son el principal problema de salud y estético de los pies

En el caso de las mujeres, los juanetes es uno de los problemas más habituales. Son unos bultos que aparecen en la zona del antepié debido al roce del calzado. Es un dolor que se tolera fácilmente, pero los juanetes corren el riesgo de infectarse o convertirse en úlceras. Por eso se debería acudir al médico, y no solo por el problema estético que representan.

Suelen aparecer antes de la menopausia y unos de los grandes causantes son los zapatos de tacón, aunque existe también cierta predisposición genética a sufrir juanetes. Si los juanetes aparecen cuando eres jóven y no es demasiado prominente, se puede corregir, para evitar otros problemas a los que van unidos, como el dedo de martillo. Con una férula de corrección por las noches el juanete desaparecerá, aunque también puedes recurrir a la cirugía.