Primavera: qué precauciones debes tomar

Con esta época del año llegan las alergias y las prisas por coger bronceado. Te contamos los cuidados que debes tener.

Lo más popular

¿Has escuchado aquello de 'la primavera la sangre altera'? Pues no sabemos si es científicamente correcto, lo que sí está claro es que se produce una revolución alérgica y también una revolución estética por querer lucir moreno. 

Cuando el calor comienza durante la primavera, las flores llenan los campos, los árboles empiezan a soltar polen. Sí, el polen trae consigo una auténtica oleada de estornudos, ojos llorosos y mucosidad. Durante estos meses, aquellos que sufren de alergia lo pasan mal y deben tomar muchas medidas para solucionar este problema.

Publicidad

Ponte en manos de los médicos

La alergia se produce cuando nuestro cuerpo rechaza la histamina que libera para protegerse de un agente externo, en primavera suele ser el polen, pero se puede tener alergia al pelo de las mascotas o a algunos alimentos. Lo mejor es acudir al especialista para saber qué te provoca una reacción semejante. Entre sus síntomas encontrarás los constantes estornudos, los mocos, problemas respiratorios porque los bronquios se estrechan o el picor de ojos.

Lo más popular

Una vez diagnosticada tu alergia, podrás tomar las medidas necesarias para tratar los síntomas. Por ejemplo tomar antihistamínicos, vacunarte o usar algún colirio para los ojos. Pero lo mejor es intentar evitar acercarte a zonas donde se acumula el polen, como parques, calles arboladas o, por supuesto, el campo. En tu casa, humedece las habitaciones con un spray de agua o un humidificador. Cuando ventiles, abre durante poco tiempo, para que no entre tanto polen en tu hogar.

Los primeros peligros de la radiación

El buen tiempo viene acompañado de más horas de sol que todos queremos aprovechar. La moda dicta que un cuerpo moreno es más atractivo, por lo que en muchos casos se apuesta por adelantarse al verano y a la primavera acudiendo a cabinas de rayos UVA. No debes olvidar que los rayos UVA, aunque sean en cabina son perjudiciales, ya que han provocado que se multiplique el número de melanomas en los últimos años. La piel tiene memoria, y en ella queda guardada cada radiación, sea del sol o de un lámpara. Así que destierra cualquier mito que diga que si estás moreno ya el sol no te hace daño, porque es totalmente falso. ¡Protégete!

Para los ojos también hay que tomar medidas. Usar gafas de sol que filtren los rayos ultravioletas será fundamental cuando estemos expuestos al sol. Claro que lo mejor es evitar pasar mucho tiempo en contacto directo con la radiación solar. Si no cuidas tus ojos de los efectos dañinos del sol puedes sufrir cataratas, degeneración macular o pérdida de visión.

Evita la astenia primaveral

La astenia es el estado de desgana y cansancio que llega cuando comienza la primavera. Las mujeres son más propensas a padecer este trastorno, sobre todo si son mayores de 40 años. El estrés puede desencadenar los síntomas ya que provoca un exceso de tensión que deriva en cansancio y un descenso en las defensas del cuerpo. Evita dejarte llevar por la astenia manteniendo una vida activa. Crea una rutina que incluya deporte al aire libre y una alimentación sana y llena de nutrientes y vitaminas.