Cuidar tu garganta y tu boca te ahorrará problemas futuros y muchas visitas al dentista.Toma nota para hacerlo bien:

1. Elixir bucal casero


Cuando se necesita un enjuague bucal efectivo mezcla cuatro cucharaditas de perejil picado en un litro de agua hirviendo. Déjalo reposar durante diez minutos y fíltralo. Cuando la infusión esté templada, enjuaga bien la boca con ella.

2. Fortalece las encías con bicarbonato


Para combatir la debilidad en las encías no hay nada como mezclar una pizca de sal fina con media cucharada de bicarbonato sódico. Se lograrán unas encías más fuertes y gran brillo.

Publicidad

3. La sal, un dentífrico de urgencia


Si no tienes pasta de dientes, usa un poco de sal, sin frotar demasiado fuerte para no rallar el esmalte de los dientes. La sal es un estupendo blanqueador, endurece las encías y previene el mal aliento.

4. ¿Tienes llagas en la boca?


Son muy molestas y aparecen por mil motivos, especialmente en temporadas de conflictos. Un remedio natural es enjuagar la boca con una infusión caliente de caléndula. Debe realizarse después de haber cepillado bien los dientes.

Lo más popular

5. Remedio contra la afonía


Lo más eficaz es empapar un pañuelo grande en alcohol y dejarlo atado alrededor del cuello durante toda la noche. Los efluvios entran por las fosas nasales y por la boca, y provocan un efecto balsámico muy bueno para recuperar la voz.

6. Si tienes la garganta irritada...


Un buen consejo para protegerla es tomar, todos los días y en ayunas, una infusión de manzanilla caliente a la que se añadirá un chorrito de miel y el zumo de medio limón.