Cómo evitar las agujetas

​Son la incómoda y dolorosa consecuencia de los que se inician (o no) en el deporte, pero tranquila, no todo son malas noticias, hay remedios que ayudan a lidiar con ellas.

Las agujetas son unas microroturas que se producen en los músculos debido a una actividad deportiva intensa. Esto significa, por tanto, que pueden sufrirlas cualquiera que haga un ejercicio de forma intensa, sea principiante, o no. Pueden aparecer por la falta de rutina de entrenamiento porque el músculo no soporte ese esfuerzo o porque la fibra en cuestión sea débil y tiende a coger dolor en esa zona.

Publicidad

Es verdad que no todas son iguales y hay zonas musculares más proclives para sufrir de agujetas. Las zonas más afectadas son las uniones musculares y los tendones que se encuentran cerca de las articulaciones, ya que sus fibras musculares son más débiles y generan más tensión.

En definitiva, las agujetas acaban con las fibras débiles y hacen más fuertes a aquellas que consiguen soportar la presión.

Lo más popular

Las consecuencias son un dolor agudo en las zonas que hemos trabajado y, aunque parezca un tópico, lo mejor para eliminarlas es continuar con el ejercicio. Según el deportista Jesús Carballo, hay que seguir ejercitando la zona aunque sea incómodo. Otra opción, es aliviar la zona aplicando frío, de esa manera se reduce la inflamación y la sensación de dolor

Pero sobretodo, si queremos evitarlas, lo mejor es realizar un buen calentamiento antes de entrenar y no olvidarnos de los estiramientos posteriores. Asimismo, hay que cuidar la hidratación, bebiendo agua antes, durante y después del ejercicio, y llevar una dieta equilibrada.

Por tanto, ¿la clave para no tener agujetas? ¡Que no pares de hacer deporte!