5 de cada 10 personas sufren trastornos emocionales con la llegada del otoño

​El paso del verano al otoño aumenta los casos por depresión y ansiedad.

Lo más popular

Los cambios de estación son enemigos de nuestro estado anímico. Cinco de cada diez personas sufren trastornos físicos y anímicos en el paso del verano al otoño como falta de sueño, cansancio generalizado, falta de concentración o episodios de ansiedad.

La depresión postvacacional no tiene nada que ver con estos trastornos estacionales. En cambio, factores como la reducción de luz diurna, los cambios horarios y la disminución de horas que nos mantenemos activos son los causantes de este caos anímico que sufren muchas personas en otoño.

Publicidad

Además, también aumentan los casos por migrañas y ansiedad debido a la bajada de temperatura y a la luminosidad. Las depresiones y otros trastornos similares aumentan con este cambio de estación.

Consejos para reducir los efectos del cambio de estación

  • Actitud positiva: la lluvia, los cielos oscuros o el descenso de las temperaturas no se tienen que percibir como algo negativo.
  • Mantenerse activo: durante las horas diurnas es aconsejable practicar algún deporte y realizar tareas para tener la mente despejada.
  • Alimentación: adelantar las cenas nos ayudará a facilitar la digestión y a lograr un descanso eficaz.
  • Horas de sueño: es importante crear una rutina de sueño para descansar un mínimo de siete horas seguidas. Es aconsejable evitar los dispositivos electrónicos en la cama.
  • Técnicas de respiración: desarrollar un tempo de respiración lento, profundo y regular –entre seis y ocho respiraciones por minuto¬– nos ayudará a establecer un equilibrio físico y emocional.
  • Neurofeedback: técnica que ayuda a mejorar el nivel de concentración.

Raquel San Martín, Directora del centro Nascia Pozuelo, indica sobre este proceso que "el estrés emocional también está presente por la disminución notable de las horas de luz. La luz, el sol, tiene que ver muy directamente con los estados anímicos y, junto con la bajada de temperaturas, nuestro sistema inmunológico está más expuesto. El cambio de hora y la reducción de horas de actividad contribuyen a esta sensación de decaimiento, cansancio y falta de concentración".

chakras, equilibrio, reiki
Artículos relacionados