6 recomendaciones para sobrevivir con salud a la cuesta de enero

​​Los gastos acumulados tras la Navidad y la apatía por volver a la rutina se pueden superar y te decimos cómo.

Lo más popular

La felicidad de celebrar la Navidad, los ratos con los amigos y la familia y el comiendo de año, dan paso paso a la temida cuesta de enero. Además de la preocupación por nuestra economía al afrontar este mes muchos de los gastos ocasionado en las fiestas, para muchas personas estos días suponen apatía, tristeza e incluso depresión por tener que volver a la rutina.

La doctora Marisa Navarro, autora del libro 'La medicina emocional', señala que "la mayoría de personas se adaptan a los pocos días, pero otros sí que sienten que su estado de angustia o tristeza se alarga más en el tiempo, lo que puede resultar muy perjudicial porque puede derivar en problemas más graves para nuestra salud, como el insomnio, afecciones dermatológicas o digestivas". Pero esta vuelta a la realidad no tiene por qué suponer sufrimiento sino nuevos comienzos y oportunidades. "Es terrible comenzar el año de esta manera, pero las cuestas se pueden andar en los dos sentidos: hacia arriba, que evidentemente nos supone más esfuerzo, y hacia abajo, que nos ayuda a coger impulso", explica la doctora Navarro.

Publicidad

6 pasos para superar con éxito la cuesta de enero

1. Tener propósitos. No refiriéndonos a los tópicos como ir al gimnasio o adelgazar sino a los nuestros propios, a los que de verdad queremos y lo que necesitamos cambiar. Es muy difícil hacer un esfuerzo por algo que en realidad te da igual, por eso piénsalos con detenimiento. No te preocupes si el tenerlo claro te lleva días porque lo importante es que te comprometas con ellos. La clave está en ir poco a poco y ser constante, en la repetición está el secreto.

Lo más popular

2. Planifica actividades. No hay nada que nos dé más impulso que planear un proyecto con metas definidas, pero siempre de acuerdo a las posibilidades. Planificar hace que ponga mi atención en los planes y me centré en la acción, que solo puede hacerse en el momento presente, dejando atrás el pasado. Así que llena tu mente con proyectos porque por pequeños que sean te llenarán de motivación.

3. Comienza a cuidar tu alimentación. Es increíble el efecto que lo que comemos tiene en nuestras emociones. Optar por alimentos poco saludables deriva en mayor cansancio, menos ganas de hacer las cosas, apatía, estrés y frustración. No se trata de hacer dieta sino de elegir aquello que es bueno para tu salud.

4. Economiza y organiza tu presupuesto. Es necesario que se establezcan prioridades. No pienses una y otra vez en los excesos que has cometido -comidas, salidas, lotería- ya que puede provocar mucha ansiedad, e incluso insomnio. Piensa que un periodo corto de tiempo, tus finanzas volverán a la normalidad.

5. Aléjate de la gente tóxica y busca a las personas "medicina". Pon distancia de las personas que te ponen triste, te enfadan, y que siempre están poniendo problemas o incordiándote con su pesimismo. Y es que los seres humanos tendemos a imitar patrones de comportamiento y nos dejamos llevar por lo que sienten o padecen los demás. Por eso es importantísimo que busquen a personas "medicina", es decir, aquellas que te hacen reír, sentir bien y que te tranquilizan solo con presencia.

6. Prográmate en positivo. Ten presente oportunidades como la ilusión, las ganas, el empuje y la motivación, que suponen un nuevo comienzo.

Artículos relacionados