Acoso laboral: cómo reconocerlo y evitarlo

Muchos trabajadores sufren 'mobbing' y acudir a trabajar puede llegar a poner en riesgo su salud físicas y psicológica.​

Lo más popular

Es casi imposible dar una estadística cuando hablamos de acoso laboral o 'mobbing', ¿la razón? Muchos trabajadores tienen miedo a perder su empleo. Lo que sí se puede afirmar es que, desde que comenzó la crisis económicas, han aumentado los casos de acoso laboral. Esto puede ser porque se busca que el trabajador se marche de la empresa al no poder soportar esta situación, haciendo su despido mucho más barato.

Publicidad

Según datos de Le Morne Brabant Abogados, cada vez más personas sufren esta "conducta abusiva o violencia psicológica a que se somete de forma sistemática a una persona en el ámbito o entorno laboral" y también reconocen que la mayoría de las víctimas son mujeres. De las cuales, el 41% (según datos del Ministerio de Trabajo del año 2014) intentó resolver esta situación sin tener que llegar a los tribunales.

Lo más popular

Quizá este porcentaje no es tan alto como debería porque mucha gente no sabe que la ley está de su lado. El acoso laboral contradice cinco artículos de la Constitución, desde el 14, relativo a la igualdad y no discriminación, hasta el 18, que recoge el derecho al honor, a la intimidad personal y a la propia imagen; y , además, encuentra protección en el Estatuto de los Trabajadores y en el Código Civil.

Cómo identificar el mobbing

Las personas que sufren este tipo de acoso suelen presentar insomnio, ansiedad, menor autoestima y un cuadro psicosomático asociado a un estado de depresión continuado. Las personas se vuelven cada vez más vulnerables, pero muchas no luchan contra esta situación por miedo a parecer débiles ante sus superiores o sus compañeros. Este silencio les lleva a padecer todo tipo de "torturas laborales" tales como:

  • Trato vejatorio en público y frente al resto de los trabajadores.
  • Órdenes poco claras que buscan el fracaso a la hora de ejecutar sus funciones laborales.
  • Obligación de realizar labores que no se corresponden con su cargo o categoría con la intención de desautorizarle frente a los demás.
  • Obligarle a trabajar muchas horas, cambiarle el horario de manera repentina, impidiendo que pueda descansar adecuadamente y conciliar su vida laboral y personal.
  • Dejarle sin hacer nada para poder acusar al trabajador de que no cumple con sus tareas.

Cómo actuar ante el acoso laboral

Lo más importante es denunciarlo. Contacta con profesionales que te aconsejen la mejor manera de proceder. Desde éste bufete de abogados te dan algunas claves para actuar si te encuentras en esta situación.

Itziar Esteban Camino recomienda que el primer paso (antes de acudir a los tribunales) sea informar al departamento de Recursos Humanos de la empresa en la que se trabaja.  También se puede acudir al encargado del departamento de prevención de riesgos laborales o se puede presentar una denuncia frente a la Inspección de Trabajo. Todo ello debe ser siempre por escrito, mejor con el asesoramiento de un profesional, ya que servirá en un futuro juicio. 

Para ello, se deben recopilar pruebas de que se trata de un comportamiento así de agresivo y reiterado en el tiempo: "correos electrónicos donde se observen las conductas denunciadas, llamadas del trabajo fuera del horario laboral o, por ejemplo, los cuadrantes que demuestren el incumplimiento de los periodos de descanso". También puedes adjuntar documentos médicos que acrediten los efectos que este maltrato ha tenido a nivel psicológico y físico.