6 casos en los que la solidaridad ha cambiado su vida

Gracias a la 'solidaridad corporativa' que practican algunas empresas, sus empleados se vuelcan en acciones solidarias en horas de trabajo. 

Lo más popular

Muchas empresas mantienen el sueldo a la vez que animan a sus empleados a participar en programas solidarios de todo tipo. Te contamos varias historias.

Miguel Moldes, supervisor de formación de TNT Express

Este joven de 32 se enfrentó a un largo proceso de selección realizado por la empresa TPG (matriz de TNT) entre 755 personas, para que 35 de sus empleados en todo el mundo viajasen a Nicaragua. Allí pasó 3 meses con sueldo y gastos pagados, colaborando con el Programa Mundial de Alimentos de la ONU, según cuenta Miguel a la revista 'AR'. Este programa está dentro de uno que se llama 'Moving the World' que busca proporcionar una comida al día en el colegio de varias poblaciones. Miguel cuenta que recorrió más de 6.000 km y sacó adelante unas 58 iniciativas. Puso a prueba todos sus conocimientos trabajando como albañil, arquitecto o gestor de compras. Reconoce que ha sido una experiencia de lo más gratificante. "Siempre había querido hacer algo útil por los demás, pero no encontraba el momento. Así que, cuando me enteré de esta iniciativa, no lo dudé, me parecía la situación ideal: poder aplicar mis conocimientos para mejorar la calidad de vida de otras personas, sin ver amenazado el pago de mi hipoteca", afirma. La vuelta fue dura para él; sin embargo, le costó amoldarse a su antigua vida y fue mucho más consciente del valor del dinero y de las necesidades reales que tenía.

Publicidad

Elizabeth Green y María Jesús Enfedaque, impartiendo valores entre los más jóvenes

Elizabeth Green es jefa de Desarrollo de Tecnología en Citigroup y María Jesús Enfedaque es secretaria de Citibank. Ambas participaron con la fundación Junior Achievement impartiendo clases de Economía Personal a adolescentes problemáticos, según cuentan en 'AR'. Su empresa les facilitó impartir clases durante 12 semanas en el caso de Elizabeth y 24 en el de María Jesús. Ambas destacan que en estas iniciativas, el objetivo es cambiar la vida de estos chicos para que conozcan su propio potencial y cómo conseguir mejorar sus vidas. María también ha querido participar también en el programa 'Socios por un día', en el que los niños acompañan a un trabajador a lo largo de su jornada laboral, para ver cómo trabaja.

Lo más popular

Teresa Galera y Esther Cruz, de Carrefour a Ecuador

Las dos participaron en la acción llamada 'Directivos para el desarrollo' de la mano de la Fundación Carrefour y la Fundación Codespa. Durante tres semanas, Teresa (Jefa de Imagen de Marcas Propias de Carrefour) y Esther Cruz (Jefa de Producto de Panadería de Carrefour) viajaron hasta Ecuador con los gastos pagados y sueldo (aunque los días se le descontaron de las vacaciones). "Fuimos al distrito de Salinas de Guaranda a ayudarles a comercializar sus propios productos, a enseñarles a aprovechar las sinergias, a compartir nuestros conocimientos en distribución y logística... Pero, al final, vuelves con más de lo que llevas", cuenta Esther en 'AR'. Teresa repetía acción solidaria y fue la que animó a Esther a unirse a esta aventura. La primera vez, cuenta, estuvo en Guatemala y quedó tan impactada que no dudó en volver a ayudar con sus conocimientos.

Gema Rivera, integración a través del deporte

Gema Rivera es la responsable de Marketing Servicios en Zardoya Otis y lleva 14 años colaborando con la ONG Special Olympics, que fomenta la integración de los discapacitados psíquicos a través del deporte. La empresa le da más de dos horas cada día, con desplazamientos pagados, para que les acompañe y siga trabajando con la ONG. "Regresas a casa llena. Son personas muy especiales, con ganas de vivir, y sorprende ver cómo se apoyan en ti, cómo agradecen lo que haces. Recomiendo a todo el mundo pasar un día con ellos", cuenta en 'AR'.

Puri Marroquín y María Jesús Cuesta, solidarias en Microsoft

Puri es Responsable de Selección de Microsoft y también participó en el programa Junior Achievement, según cuenta en la revista 'AR'. Dedicó nueve semanas a dar clases en colegios de zonas desfavorecidas de España. "Tratas de inculcarles unas habilidades de comunicación, unos valores, enseñarles a gestionar conflictos, y comprendes lo solos que están cuando te hacen preguntas que deberían responder sus propios padres", cuenta en la revista.

María Jesús Cuesta viajó a Kenia gracias a un convenio firmado entre ACNUR y su empresa. Durante un mes esta joven informática ayudó en la migración de datos de varios campos de refugiados. En 'AR', María Jesús reconoce que esta experiencia le ha cambiado la vida y ahora lo ve todo con otra perspectiva. "Comprendes que tienes mucha suerte porque tú posees una identidad, un país, un origen y una estabilidad de la que ellos carecen", afirma.

María José Arnau Meseguer y Carmen Lozano, volcadas con el medio ambiente

María José Meseguer es Responsable de Certificación y Medio Ambiente de Telefónica, y su empresa le ofreció la oportunidad de ayudar a limpiar la playa de Mereira en La Coruña después de la catástrofe del Prestige en 2003. Según cuenta en 'AR': "Me di cuenta de que todo el mundo podía ayudar. Yo siempre me he sentido una persona muy débil físicamente y, sin embargo, con esta iniciativa comprendí que también podía aportar mi granito de arena".

Por su parte, Carmen Lozano, Jefa de Contabilidad de Uniliever, cuidó de la laguna de Villacañas, en Toledo, junto con algunos compañeros gracias a la Fundación Global Nature. Fue su primera experiencia como voluntaria, pero la recuerda como una experiencia única y muy satisfactoria, según cuenta en la revista 'AR'. "Me cambió completamente la imagen de mis compañeros, porque ves gente muy dispuesta".