Cosas que no debes decir cuando vas a solicitar un aumento

​Es una conversación difícil e incómoda, que tus palabras no empeoren esta situación, siempre deberían hablar a tu favor.

Lo más popular

Pedir un aumento es una de las conversaciones más incómodas y desquiciantes que puedes llegar a tener entre las cuatro paredes de tu oficina, pero seamos realistas, en el momento económico actual, a veces es necesario hacerlo.

Así que después de que David Cameron hiciera a un llamamiento a los trabajadores para "dar un aumento a Inglaterra", Helen Taylor, jefa de recursos humanos en una oficina de servicios de inversión, Instant, desvela las cosas que no puedes decir cuando vas a pedir un aumento de sueldo. Ahora por tu cara de profesional y ver a pedir.

Publicidad

1. Dimito (a no ser que realmente vayas a hacerlo)

Aunque es importante prepararte, no amenaces con irte si tu salario no cumple tus expectativas a no ser que realmente vayas a hacerlo. Usarlo como contraoferta por un aumento suele hacer que tu jefe se sienta amenazado y arrinconado en una esquina. También se cuestionarán tu fidelidad a la empresa, aunque seas bueno en tu trabajo.

2. Lo quiero ahora

El momento lo es todo. No pidas un aumento justo cuando la empresa ha anunciado que no ha cumplido las expectativas económicas, ya que mostrará que no tienes en mente los intereses de la empresa y será determinante para un futuro aumento aunque tu jefe te lo quiera dar.

Lo más popular

3. Merezco 250.000 € al año

Cuando realices tus investigaciones, asegúrate de que son realistas. ¿Tienes la misma experiencia para en puesto ofertado en internet que ofrece ese salario? Asegúrate de buscar entre los trabajos que son acordes a tu posición laboral actual y mira cuál es el salario medio, no el más alto, para ajustar tus expectativas. También debes tener en cuenta cómo le va a la empresa. Si los resultados no son muy buenos, quizá debas ajustar tus expectativas de acuerdo a lo que te puedan dar realmente.

4. Exijo un aumento

La última vez que te subieron el sueldo no es tan importante, ni el tiempo que llevas allí trabajando tampoco es una razón lo suficientemente fuerte como para que te tengan que subir el sueldo. Debes negociar ese aumento y demostrar que por qué sientes que te lo mereces. Actuar como si el aprobado de la empresa fuera una mera formalidad es un gran error por tu parte.

5. Solo importo yo

Aunque te suene raro, la revisión de tu salario no depende solamente de ti. Necesitas destacar tu trabajo y su efecto sobre el negocio durante el último año y plantear un plan para los próximos 12 meses. Esto ayudará a que tu jefe vea las ventajas de darte un aumento de sueldo que te mereces ahora y en el futuro.

6. Pero ellos cobran más que yo

Lo primero, no es asunto tuyo saber cuánto cobran los demás. Segundo, esa comparación no te va a llevar a ninguna parte. Cíñete a destacar tus cualidades y logros y no metas a tus compañeros en esto, a pesar de lo que sepas sobre sus sueldos.

7. Quiero 3.000 €

Cuando haces una negociación, no digas tu número el primero, porque puede que tu jefe piense que vales más. Prepárate para subir si ellos piensan en una cifra menor de lo que tú piensas que es razonable, pero hazlo con mucha calma y de manera racional. Después de todo, es una negociación, y necesita ser tratada como tal.

Vía: www.goodhousekeeping.co.uk