Baja por maternidad: consejos para regresar al trabajo

Separarte de tu bebé después de una baja por maternidad es difícil, pero te ayudamos a conseguir que la transición sea más sencilla con estos consejos.​

Lo más popular

Volver al trabajo después de una larga baja por maternidad puede ser una experiencia estresante. Encima de tener que regresar a un ambiente que antes era familiar, pero que ahora puede ser irreconocible, también estás dejando a tu bebé por primera vez.

Jennifer Liston Smith, Consejera de Maternidad en My Family Care, comparte sus mejores consejos para que la transición sea lo más suave posible y -aunque no llenará el vacío que dejará tu bebé-, recobrarás la confianza mientras das los primeros pasos.

Publicidad

1. Acostúmbrate a dejar a tu bebé con la niñera antes de empezar

A quien sea que le vayas a dejar tu bebé, necesitarás practicar cómo vas a dejarlo a su cuidado. Empieza planeando algo agradable para hacer, como por ejemplo un día de mimos para ti o una comida con amigos para mantener tu mente ocupada. No tengas miedo de pedirle a su cuidador que no te informe de su primeros pasos o sus primeras palabras, así podrás descubrirlas por ti misma.

Lo más popular

2. Queda con tu jefe para hablar de tu regreso

Es una buena idea ir a ver a tu jefe para hablar con él la mejor manera de volver a incorporarte. Comprueba que tienes todo lo que necesitas para volver derechita al trabajo en tu primer día. Si puedes, prepara una reunión con tus compañeros para que te pongan al día.

3. Prémiate con un nuevo conjunto

Compra un look nuevo para cuando vuelvas, te ayudará a sentirte más confiada cuando empieces, y te mereces mimarte un poco.

4. Ten un plan de reserva

Tanto para el trabajo como para tus momentos de ocio. ¿Hay cerca algún familiar o amigo que pueda recoger a tu bebé si hay problemas con su cuidador? Existen algunas agencias especializadas en esto si lo necesitas, así que investígalo si es necesario. En el trabajo, encuentra a alguien que pueda quedarse con cualquier tarea urgente si tienes que volver a casa de manera inesperada y en quien puedas confiar para que te apoye.

5. Organiza rutinas

Asegúrate de que tu hijo se acuesta y levanta todos los días a la misma hora, así no tendrá que acostumbrarse de repente a dormir más tarde o levantarse más temprano.

6. Haz una lista

Escribe una lista con todo lo que vas a necesitas llevar a la guardería o a la canguro, o dejar fuera, a la vista de la niñera en tu casa. Preparar estas cosas por la noche te ahorrará estrés por las mañanas.

7. Haz planes

Prepara algo divertido para hacer con toda la familia al final de tu primera semana. Este primer fin de semana será un momento muy especial.

8. Haz que la vida en casa sea fácil

Haz todas las tareas que puedas por la noche, así podrás pasar tus días libres con tu bebé. Si puedes, haz la compra por internet para tener más libre el fin de semana. Además, ¡no temas pedir ayuda si la necesitas!

9. Recuerda que lleva su tiempo

Será difícil acostumbrarte a dejar a tu bebé y volver a trabajar, pero cada vez será más fácil. Date tiempo para acostumbrarte a las nuevas cosas y planea tu tiempo en familia, por ejemplo unas vacaciones bien merecidas.

Vía: www.goodhousekeeping.co.uk