Currículum viate: consejos para mejorarlo

​El currículum es lo primero que saben de ti en cualquier empleo. Te contamos cómo conseguir un currículum mucho más efectivo.

Lo más popular

Crear el currículum perfecto es muy difícil, hay que ser original, pero no demasiado, destacar sin presumir ni mentir, y ser muy claros. "Cuando te enfrentas a una selección, tienes que revisar muchísimos currículos. Cualquier detalle que nos ayude y facilite la lectura se agradece y, de alguna manera, te inclina favorablemente hacia la hoja laboral con la que estás trabajando", reconoce Mónica Pérez, directora asociada de Bao & Partners en la revista 'Emprendedores'. Por eso te proponemos estos 10 consejos para que pongas a punto tu currículum vitae si estás en paro o buscas cambiar de empresa.

Publicidad

1. De un vistazo

Lo mejor es resumir tu currículum en un solo folio, para que de un vistazo se pueda leer toda la información necesaria. Si tu experiencia laboral es larga, intenta resumirlo en un máximo de dos folios, resaltando solo los proyectos y puestos más importantes o relevantes para la empresa a la que te diriges.

2. Personalizado

Una plantilla está bien para dar ideas, pero no la copies. Tu currículum te refleja a ti, por lo que debe ser único y original. Diferénciate a través de su diseño y su estructura. Crea una imagen única para ti, pues esa hoja es lo primero que van a ver.

Lo más popular

3. Ordena bien la información

Lo primero que debes incluir en tu currículum son tus datos personales y de contacto. Después debe aparecer tu vida laboral detallada de manera breve. Lo siguiente que debes incluir es tu formación y los idiomas. Por último, puedes incluir alguna otra información de interés como seminarios, cursos o voluntariados que apoyen tu interés por la empresa a la que envías tu currículum.

4. Las fechas, en orden cronológico inverso

Coloca en primer lugar tu último empleo y lugar de formación. El orden de tus trabajos y logros debe ser del más reciente hasta el más antiguo. De esta manera podrán ver primero a qué has dedicado tus últimos meses o años de vida laboral.

5. No coloques todas las fechas siempre

Si has pasado por muchos puestos en poco tiempo, quizá no sea la mejor idea poner las fechas. Los profesionales de recursos humanos podrían leer esto como un síntoma de falta de constancia. Por el contrario, si has pasado mucho tiempo en el mismo puesto, tampoco pongas el periodo entero, pues denota falta de ambición.

6. La foto es imprescindible

Elige una foto profesional en la que salgas favorecido. Una cara se recuerda mejor que un nombre y es una buena manera de crear una primera impresión agradable.

7. Ordena tu experiencia por sectores

Si has trabajado en distintos sectores, agrupa tu experiencia laboral de esta manera. Por supuesto, explica de manera breve y concisa la actividad de la empresa, tu puesto y tus funciones. Expón los datos relevantes, no te dejes información importante sin poner en el currículum. Tampoco te excedas, pues ya tendrás tiempo en la entrevista para explicarlo todo detenidamente.

8. Crea una buena estructura visual

Es básico para facilitar la lectura. Coloca espacios en blanco para separar las distintas secciones del currículum. Además, debes resaltar con negrita los nombres de empresa y conceptos importantes. Llama la atención sobre tus puntos fuertes gracias a las negritas o al uso de esquemas. Tu número de teléfono debe estar destacado también, así lo no tendrán que buscarlos por la hoja, enseguida lo verán.

9. Lenguaje claro y conciso

Usa un lenguaje claro y correcto. Ortografía impecable y construcciones gramaticales sencillas harán que la lectura sea fácil y agradable. No gastes palabras adornándote porque tienes muy poco espacio. Si tienes que usar lenguaje técnico debido a tu profesión, hazlo, pero sin pasarte, que sea fácil de leer. En el texto de presentación utiliza la tercera persona en lugar de la primera persona del singular, y resumen en este párrafo tus logros y objetivos, así como razones por las que demandas un nuevo puesto de trabajo.

10. Incluye tu presencia online

Cuida mucho del uso que das a las redes sociales. Es probable que te busquen en internet, por lo que intenta mostrarte profesional. Puedes poner un enlace a tu perfil en LinkedIn o a un blog profesional que tengas. De esta manera podrán ver otra faceta más sin ocupar espacio en la hoja que has enviado.