Gin Tonic, algo más que un combinado de moda

El origen, sus beneficios y las claves para prepararlo correctamente.

Lo más popular

Aprovechando el Día Internacional del Gin Tonic que se celebra el 19 de octubre hemos querido averiguar que hay detrás de este cóctel, que cada día cobra mayor relevancia.

Lo primero que nos llama la atención es su origen, curiosamente este combinado se creó a finales del siglo XIX, se tomaba como un jarabe medicinal con el fin de curar la malaria que azotaba a los británicos que vivían en la India. Las propiedades curativas se atribuían a la quinina, ingrediente de las bebidas carbonatadas de la empresa Schweppes, pero era un poco amarga y para paliar su desagradable sabor se combinaba con ginebra, azúcar y un poco de lima o limón.

Publicidad

Desde entonces este cóctel ha conquistado paladares alrededor de todo el mundo. Nos sorprende el ranking International Wine & Spirit Research (IWSR) que sitúa a España como el tercer país de mayor consumo del cóctel de moda, por detrás de Filipinas y Estados Unidos.

Otra curiosidad es el origen de la ginebra pues es holandesa y no inglesa como se piensa. Esta bebida alcohólica se introdujo en España por la isla de Mahón al estar ocupada por soldados ingleses.

Lo más popular

El gin tonic es mucho más que una bebida de moda, al ser uno de los mejores digestivos naturales. Se consume para bajar la pesadez de estómago después de una comida copiosa, además, acelera la digestión gracias a la conjunción de sabores amargos y dulces. Si el cóctel se elabora correctamente no tiene más grados que una copa de vino blanco y sólo tiene 150 calorías.

Hasta hace poco más de una década el gin tonic no era un combinado muy apreciado, pero con la aparición de las ginebras premium y las nuevas tónicas surgió la revolución hasta convertirlo en el combinado de moda.

Cómo se prepara un gin tonic

El libro de Sergio Estevez 'Gin Tonic para Dummies' nos da las claves.

1. La elección del vaso. El recipiente donde se sirve es muy importante, Sergio recomienda la copa balón por tres razones: capacidad, amplitud de su boca y por tener un pie para poder cogerla evitando que se caliente el contenido.

2. El hielo. Este elemento es mucho más importante de lo que imaginamos ya que su función es enfriar la copa pero sin aguarla. El hielo perfecto según es Estevez es el industrial, que puedes encontrar en supermercados y gasolineras ya que se realiza a muy baja temperatura con agua osmotizada por lo que tarda mucho más tiempo en fundirse, además no recomienda añadir más de tres o cuatro piezas.

3. La ginebra. Se debe poner la cantidad correcta. Estevez recomienda poner una porción por cuatro de tónica, si se rebasa esta cantidad el cóctel resulta demasiado fuerte. También se debe tener en cuenta la ginebra ya que las hay especiadas, cítricas, clásicas, afrutadas... pero su elección depende del gusto de cada uno.

4. La tónica. Ésta debe estar muy fría, se sirve con cuidado para que no pierda gas y no se debe remover. Para Sergio Estévez la tónica debe tener notas amargas y cítricas.

5. Ingredientes para aromatizar. Para Estévez no se debe exceder en la cantidad de extras y recomienda aromatizar los gin-tonic con mucha suavidad, para él es suficiente con la piel de un cítrico.

Artículos relacionados