Megan Maxwell y su undécimo capítulo de su relato erótico para Woman's Day

Tras decidir que Gloria desaparezca del mapa, o mejor dicho, ​de la casa del pueblo, Raquel y Manu se quedan solos. ¿Retomarán el apasionado encuentro que Flash interrumpió semanas antes?

More From El relato de Megan Maxwell
20 articles
megan maxwell relato erótico
Megan Maxwell y el capítulo 28 de su relato erótico para Woman's Day
megan maxwell relato erótico
Relato erótico de Megan Maxwell
megan maxwell relato erotico
Megan Maxwell y el capítulo 26 de su relato erótico para Woman's Day

(Resumen del décimo capítulo: Tras cenar los tres con una animada charla, Raquel decide dar un paseo con Flash y Manu la acompaña. Pero Raquel pisa mal y se hace un esguince, lo que provoca que Manu la sujete y la bese con pasión).

Cuando despierto oigo pajaritos.

Pío… pío… pío…

Tumbada en mi cama sonrío, me desperezo feliz hasta que un dolor inoportuno en el pie me hace ser consciente de que ando lesionada.

Publicidad

Apoyándome en los codos me incorporo y observo mi pie vendado. ¡Qué patosa soy!

Y claro, al ver el vendaje, el besazo de Manu viene a mi mente y dejándome caer en la cama protesto cerrando los ojos.

- Tonta… eres tonta…tonta…tonta.

- Curiosa manera de comenzar el día.

Al escucharla voz de Manu abro los ojos de golpe y lo veo en la puerta con una bandeja de desayuno en las manos, mirándome con unas bermudas caquis y una camiseta negra.

More From El relato de Megan Maxwell
20 articles
megan maxwell relato erótico
Megan Maxwell y el capítulo 28 de su relato...
megan maxwell relato erótico
Relato erótico de Megan Maxwell
megan maxwell relato erotico
Megan Maxwell y el capítulo 26 de su relato...
Megan Maxwell y el capítulo 25 de su relato...
megan maxwell relato erótico
Megan Maxwell y el capítulo 23 de su relato...

¡Mamacitalindaaaaaaaaaaaaaaaaa qué bueno está el pichoncete!

Sin decir nada más, se acerca, deja la bandeja sobre la cama y mirándome suelta.

- Tengo dos noticias. Una es buena y otra mala ¿cuál prefieres primero?

Lo miró. Me mira.

Sonríe. Me cago en su padre. Bueno no, pobrecito ¡qué culpa tiene él!

Con cuidado me siento en la cama y antes de suelte nada más digo.

- Tengo que ir al baño.

Manu coge la bandeja, la deja sobre una silla y me sujeta con fuerza. Lo miro. Me está espachurrando una teta y al darse cuenta aclara soltándome un poco.

- Ha sido sin intención.

Sin intención… sin intención… ¡te voy a dar yo a ti intención!

A la pata coja y ayudada por él voy hasta el baño. Una vez llego me mira y con actitud guasona pregunta.

- ¿Entro contigo o espero fuera?

Con mi mala leche mañanera, doy tal portazo en sus narices que creo que se las he roto. Miedito me da abrir la puerta. Pero como no lo oigo quejarse ¡a otra cosa mariposa!

Me miro en el espejo ¡Dios… Diossss!

Pero si parezco la prima de Fiona, la novia de Shrek de lo hinchada que estoy.

Rápidamente me lavo los dientes, me lavo la cara y me peino. Una vez acabo asiento. Al menos ya parezco una persona y no una cosa.

Cuando abro la puerta, Manu está jugando con Flash que hasta parece sonreírle, pero en cuanto me ve, me agarra por la cintura y me lleva de nuevo a la cama. Allí me siento, vuelve a poner la bandeja de desayuno entre mis piernas y cuando cojo una magdalena de esas de pueblo, grandes y jugosas, vuelve a insistir.

- ¿Primero la noticia buena o la mala?

Lo pienso. Prefiero la mala primero, así al menos con la segunda me alegro.

- La mala.

Manu asiente y sentándose a mi lado en la cama dice mientras doy un trago al café con leche.

- Gloria se ha tenido que ir y estamos solos.

La noticia me impresiona y por no escupirle el café en toda la cara, trago y se me va para otro lado.

¡Joder que me ahogo!

Verde… vuelvo a ponerme verde como la prima de Fiona y cuando dejo de toser tras unos golpes nada eróticos en la espalda por parte de él y consigo normalizar mi respiración preguntó.

- ¿Por qué se ha ido?

- ¿Estás bien? —pregunta Manu preocupado quitándome el café de las manos.

- ¿Qué ha pasado? —insisto.

- Una vecina del pueblo de al lado, que tiene teléfono, ha venido a decirle a Gloria que han llamado de su casa porque al parecer se le ha inundado el piso al hermano.

- ¡¿Qué?!

 - Le di la opción a Gloria de despertarte y acompañarla pero ella se negó. No quería jorobarnos el descanso.

Proceso. Proceso lo que me está contando cuando en un hilo de voz preguntó.

- ¿Y la buena noticia cuál es?

Manu sonríe, me guiña un ojo y afirma.

- Que yo cuidaré de ti ¿qué te parece?

Cierro los ojos…

Quiero ahogarme…

No... ¡quiero escupirle! Pero el café está en su mano y no en la mía.

Mis instintos asesinos se incrementan. Mataré a Gloria. Esta vez sí que la mato aunque me mire con ojitos de cordero degollado ¿pero qué pretende?

Proceso. Sigo procesando.

Pero vamos a ver ¿qué voy a hacer con Manu allí sola?

Y cuando creo que me va a explotar la cabeza, Manu se levanta, sale de la habitación y entrando con un colchón que deja caer al lado del mío dice.

- Como vamos a estar solos, he pensado trasladarme aquí contigo. Así podremos charlar durante horas antes de dormir y si necesitas algo me tienes a mano.

Madre… madre… que sigo procesando y cuando yo proceso tanto, la cosa no acaba bien.

Callada lo observo.

Cuento hasta veinte...

Después hasta treinta…

Y cuando le voy a soltar las mayores burradas que seguramente he dicho en mi vida dice.

- ¿Qué te parece si intentamos ser los amigos que fuimos hace años y disfrutamos de este maravilloso lugar? Prometo no propasarme. Prometo no besarte si no quieres, pero por favor, permíteme volver a estar con la mejor amiga que tuve en mi vida al menos estos días, antes de regresar a un mundo, que como yo sabes que no es real.

Publicidad

Sus palabras acaban de golpe con mi momento de procesar. Ea…tanto procesar ¡para nada!

Lo que acaba de decir junto con su mirada me ha llegado al corazón e incapaz de no sonreír como una auténtica pava… pero pava… pava, asiento y tan deseosa como él de volver a estar con mi amigo afirmo.

—De acuerdo Manu. Firmemos la pipa de la paz.

Manu sonríe.

Yo también.

Y mirándome dice.

- He pensado en ir al río que pasa por detrás de la casa a pescar. Puedo llevarte hasta allí, sentarte en una silla y pasar el día al aire libre ¿qué te parece?

Parecerme… Parecerme… me parece una locura, pero como me encantan las locuras con seguridad afirmo.

Lo más popular

- ¡Perfecto!

…Continuará

Megan Maxwell Megan MaxwellMegan Maxwell

chanclas malas para la salud
Artículos relacionados