La buena voluntad de esta peluquera está provocando ternura en todas partes

Su empatía ha significado mucho para la madre de unos mellizos con necesidades especiales.

Lo más popular

Para Liam y Mady LeNoir, mellizos de 11 años con autismo, el simple hecho de ir a la peluquería era muy angustiante. Pero dejó de serlo cuando conocieron a Julia Weder, una estilista de Supercuts, que no dudó en hacerles sentir cómodos.

Publicidad

[TRADUCCIÓN: Esta es Julia 'Jules' Werder, una peluquera del local Super Cuts en Filadelfia. Es una ser humano excepcional. Necesita que el mundo sepa lo hermosa que es por dentro y por fuera por lo que ha hecho por mi familia. Un gesto tan simple como una actitud de aceptación, donde otros no suelen entenderlo. Ella pudo entrar en el mundo de mis hijos. Puede que no parezca un gesto tan importante para otros, pero lo es para las familias de niños con discapacidad o diferentes habilidades. Cuando el estrés de cualquier día típico cambia. Algo tan simple como cortar el pelo de mi hija en el suelo puede ser insignificante para muchos, pero marca la diferencia para nosotros. También le cortó el pelo a mi hijo mientras estaba de pie mirando por la ventana de la peluquería, porque le encantan los coches. Son las pequeñas cosas de la vida las que marcan la diferencia, en especial para nuestros seres queridos con necesidades especiales. Gracias Jules por saber reconocer esa diferencia.]

Lo más popular

Durante su última visita a la peluquería, Julia se sentó en el suelo al lado de Mady, que como su hermano, tiene  Síndrome de Pitt Hopkins , una rara enfermedad genética.

También cortó sin problema el pelo de Liam mientras este permanecía de pie frente al escaparate, así el pequeño estaba más a gusto viendo cómo pasaban los coches.

La madre de Liam y Mady, Laura Connerton, dijo que la paciencia, empatía y disposición de Julia ayudó a que sus hijos se sintieran más relajados, "ha marcado la diferencia".

"Puede que no parezca un hecho importante para otros, pero lo es para las familias de niños con discapacidad o diferentes habilidades", Connerton comentaba en el Facebook de Mighty.

"Son las pequeñas cosas de la vida las que marcan la diferencia, en especial para nuestros seres queridos con necesidades especiales".

Julia insiste en que su acto no es para tanto. "En mi peluquería, siempre intentamos que los clientes se sientan cómodos, así que no hay diferencia al hacerlo con alguien que tiene una discapacidad", cuenta en The Mighty. "También me di cuenta de la ansiedad de Laura cuando trajo a sus hijos, así que quisimos hacerlo más fácil para ella también. Si hay alguna manera en la que puedo hacer que todo sea más cómodo para todos, estoy más que dispuesta a hacerlo".

Vía Woman'sDay.