Una abuela de 54 años participa en un concurso de belleza

Amanda Booth se enfrentó a sus miedos compitiendo contra mujeres décadas más jóvenes que ella por una sorprendente razón.

Lo más popular
Publicidad

Amanda Booth es una señora que inspira. No solo está estupenda a su edad (¡tiene 54 años!), sino que el 4 de febrero, esta abuela de cinco nietos llevó un minúsculo biquini rosa para competir por el título de Miss Galaxy UK junto a mujeres décadas más jóvenes que ella.

Booth, que es de South Gloucestershire, Inglaterra, ya había ganado de título de Miss Wiltshire (uno de los certámenes regionales de la competición).

Lo más popular

Aunque sabe que su participación fue una declaración de intenciones, no iba de "abuela buenorra": cuando su hijo Stuart de 30 años y padre de tres hijos, murió en un accidente de tráfico, Booth admite que lo perdió todo. Ahora, parte de su recuperación ha sido la promesa de perseguir sus sueños, sin importar lo difícil que sea.

"Estaba totalmente devastada", cuenta en el Daily Mail. "Perdí mi trabajo y estuve a punto de perder mi casa. Fue terrible, pero tenía que empezar a reconstruir mi vida de alguna manera. Tenía que hacer algo para mí. Su accidente cambió mi manera de ver la vida".

Booth siempre ha estado interesada en la moda, así que se hizo unas fotos profesionales y las mandó al concurso Miss Galaxy. Y aunque deseaba mucho participar, se quedó en shock cuando la aceptaron.

"Pienso que Stuart me habría dicho, "Bien hecho, mamá'", declaraba Booth, manager de una tienda de ropa, al Daily Mail. "Él es mi motivación para hacer esto y estoy segura de que estaría orgulloso de mí por tener el coraje de intentar algo nuevo. Lo último que habría querido es que me quedase sentada en casa, triste. Tienes que sacarle el máximo partido al tiempo del que dispones".

Y eso es exactamente lo que ella hizo, entrenando tres días a la semana para mantener su tipo con una cintura de 66 centímetros. Compitió en la división de mayores de 30 y tenía unos 20 años mayor que la mayoría de las finalistas. Así que, ¿cómo se siente esta vivaz abuela sobre tener que ponerse un biquini al lado de chicas décadas más jóvenes? Booth admite que al principio se quedó un poco paralizada, pero su difunto hijo le dio el empujón para no perder ni un minuto más.

"Me ha sacado de mi zona de confort, pero son este tipo de cosas las que me tengo que forzar a hacer", dice. "Estaba nerviosa por ponerme un biquini nerviosa por ponerme al lado de mujeres más jóvenes, pero lo hice lo mejor que pude".

Amanda no ganó, pero si esta redacción hubiera formado parte del jurado hubiera contado con nuestro voto.

Vía GoodHouseKeeping.