Paula Vázquez: "El día que congelé mis óvulos me quité un peso de encima"

La presentadora nos cuenta las razones que impulsaron su decisión de congelar sus óvulos hace varios años.

Lo más popular

La presentadora, que tiene ahora 41 años, lleva unos años apartada de la televisión y esto le ha servido para reflexionar y ver la vida de otra manera. Una de las decisiones más importantes que ha tomado a lo largo de los años ha sido congelar sus óvulos, porque de momento la maternidad no es lo suyo, pero sabe que es una manera de tener sus opciones siempre abiertas. ¡Nos lo cuenta!

-Cuéntanos tu experiencia, ¿por qué te has decidido a congelar tus óvulos?

-Llevaba mucho tiempo pensándolo, pero creía que tenía tiempo para congelarlos. A los 38 años, hablé con la clínica Eva, conocí a la médico Isabel Santillán Palencia y me contó lo fácil que era. Me di cuenta de que el reloj biológico no espera, y que si a los 38 años ya es complicado con más de 40, aún peor.

Publicidad

-¿Cuáles fueron los motivos que te llevaron a tomar esa decisión?

-Me lo planteé porque en ese momento no quería ser madre, pero era una virtud que no me quería perder y sentía que se me acaba el tiempo, era un ahora o nunca. Sentía que caducaba.

-¿Cómo fue la experiencia de congelar tus óvulos?

-El día en el que los congelé sentí que me quitaba un peso de encima y hasta tuve más claro que no quería ser madre. Era una virtud que se iba y me pude quitar ese miedo a pederla.

Lo más popular

-¿Es fácil el proceso?

-Es muy sencillo, te pinchas en tu casa hormonas en la barriguita durante una semana, te pones estupenda. El culo vuelve a ponerse arriba, el pecho está otra vez en su sitio y estás como lozana, produces óvulos de una manera increíble y cuando llega el momento te sedan y en 10 minutos te los quitas y te has olvidado de estar planteando las eternas preguntas de, si estás enamorada, si será este el padre de tus hijos, qué hago, dejo de cuidarme y me quedo embarazada ahora…

-¿Osea que fue toda una liberación?

-Claro, te quitas el agobio de pensar ahora o nunca, tienes la sensación de felicidad, de ser tú quien decida. Además, si puedo lo voy a hacer a la carta, en España todavía no se puede, pero a mí me encantaría.

-¿Tenías claro que no querías ser madre en ese momento?

-Sí, yo tenía claro que para mí era muy pronto para ser madre, la esperanza de vida de nuestra generación va a pasar de los 100 años, mi abuela murió con 96 años… Por este mismo motivo no me parece tarde ser madre con 45 años. Además tienes el ejemplo de compañeras mías como Anne Igartiburu o Ana Rosa que lo están haciendo o lo han hecho.

-¿Qué opinión te merece la gestación subrogada?

-Estoy a favor, de hecho me parece alucinante el caso de la mujer española que está en Rusia, a la que está dando voz Tamara Gorro, que sea España la que más trabas le ponga, que no le deje traer a su hijo, que es su hijo y que diga que está robando un niño. Estamos totalmente obsoletos en estas cosas.

-¿Y ahora mismo te gustaría ser madre?

-Hoy en día no siento la llamada de la maternidad, pero eso no quiere decir que dentro de tres años me llegue y quiera ser madre. Otra posibilidad es que tenga una pareja dentro de unos años que no tenga hijos y su fin en la vida sea ser padre y yo se los pueda dar en ese momento porque he congelado mis óvulos.

-¿Tienes pareja?

-No, ahora mismo no tengo pareja, estoy soltera.

-Pero, ¿ no tienes ganas de enamorarte?

-Ahora mismo no, no me apetece involucrarme en la vida de nadie. Llegué a Madrid con 17 años, empecé a trabajar y ya no hacía otra cosa. No salía por las noche porque no quería tener ojeras o la voz tocada, no me gusta beber alcohol, total que no he hecho vida.