Gente revela la mayor mentira que les contaron sus padres

Los padres también mienten a sus hijos, y de la manera más graciosa...​

Lo más popular

Conoces aquello de, "los niños siempre dicen las cosas más graciosas", pues en realidad son los adultos los que dicen las cosas más divertidas a los niños. A pesar de que los mayores insisten en que mentir está mal, muy mal y que les crecerá la nariz, muchos padres no pueden evitar comprobar las fantasías tan ridículas que sus pequeños se llegan a creer.

Un hilo de Reddit invitó a todos los que estuvieran en internet a compartir "la mayor mentira que te contaron de pequeño". Aquí te contados doce de las mentiras más gordas que se compartieron.

Publicidad

1. "Los dulces al lado de las cajas del super no están a la venta".

2. "Mi madre siempre me decías que era 'el nacimiento físico más fácil que había tenido'. Me sentía orgullosa hasta que a los 18 me dijeron que era adoptada".

3. "Me dijeron que era alérgico al azúcar".

4. "Mi padre me dijo que cuando cumpliera 13 años recibiría mi legado de nacimiento, poderes mágicos prácticamente ilimitados. Le creí, porque tenía 4 años y me creía todo lo que me decía mi padre".

Lo más popular

5. "Cuando era pequeño mi padre me dijo que antes tenía cola. Me dijo que la tuvieron que cortar porque me convertía en un mono gigante que empezaba a destrozarlo todo cuando había luna llena. Me decepcioné mucho cuando descubrí a qué se refería...".

6. "Mi madre siempre me decía que cuando me convirtiera en abogado, lucharía para quitarme a las chicas de encima. Bueno, pues soy abogado desde hace cinco años y Tinder no está nada de acuerdo con esa afirmación".

7. "'La puerta está cerrada porque mamá estaba ayudando a papá a colgar un cuadro detrás de la puerta y no quería que nosotros la abrieramos y nos golpeasen'. Por dios, cuantas veces os vais a poner a colgar un cuadro detrás de la puerta por la noche".

8. "Si no me quedaba sentado durante el corte de pelo, el peluquero me cortaría la oreja. La peor parte era cuando el peluquero le seguía el juego".

9. "Que si me portaba mal en el coche, el coche se pondría triste (tened en cuenta que tenía como cinco años). Pasado un año, me encontré llorando mientras le decía al coche que sentía que se tuviera que ir, pero que estaba seguro de que sería un avión muy guay en su siguiente vida".

10. "'Tengo ojos en la nuca'. Volví a casa llorando porque era ciego, ¡los ojos que tenía en la nuca no estaban funcionando como los de mi profesora!".

11. "Que cuando la furgoneta de los helados ponía música, era porque lo había vendido todo".

12. "Mi hermana me dijo que si eructaba con la boca cerrada, nadie sería capaz de escucharlo. Lo creí hasta los veintitantos sin pensar demasiado en ello hasta que un compañero del trabajo me llamó la atención".

Vía: www.goodhousekeeping.co.uk