Cómo evitar que se te corten los labios en invierno

​Las bajas temperaturas de esta época del año provocan sequedad y deshidratación en nuestros labios produciendo descamación, tirantez y dolorosas grietas.

El frío del invierno no es un buen aliado para nuestro labios. Las bajas temperaturas son las causantes de que estos se irriten año tras año. La descamación, la tirantez y las dolorosas grietas son los problemas más habituales pero no los únicos.

  1. Quemadura: Aunque parezca imposible, el sol de invierno también quema y el viento frío también influye. Es por eso importante utilizar labiales con factores de protección solar diariamente, como recomienda el Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza.
  2. Descamación: Para evitar esta desagradable sensación, utiliza una mascarilla de miel y azúcar aplicándola con pequeños masajes para eliminar células muertas. Para potenciar más el efecto, después, y antes de dormir ya que los labios se resetean y nutren durante la noche, aplica una buena capa de Blistex Relief Cream.
  3. Sangre: En algunos casos, la deshidratación es tan grave que se crean pequeñas grietas que sangran. Es necesario hidratar continuamente para crear una barrera protectora que evite la rotura de la piel.
  4. Deshidratación: La falta de agua es la que provoca que los labios estén arrugados y resecos. ¡No olvides beber dos litros de agua! además de utilizar una fórmula nutritiva que ayude a retener la humedad para conseguir unos labios suaves y turgentes.
  5. Evitar los labiales oscuros: Al utilizarlos, centramos la atención del maquillaje en los labios, que están estropeados. Por ello, no centres la atención en ellos si no están sanos.
Artículos relacionados