Depilación láser, verdades y mentiras de este método para eliminar el vello

​Este tipo depilación es apta para todas las personas, excepto para las mujeres embarazadas, pero conviene repasar cuestiones básicas antes de realizar este tratamiento.

Lo más popular

El otoño y el invierno son las mejores épocas del año para iniciar un tratamiento de depilación láser ya que nuestra piel ya no está bronceada y, por tanto, la melanina del pelo es mayor. Actualmente ya existen láseres compatibles con el moreno, pero cuanto más blanca sea la piel y el vello más oscuro, mejores resultados se obtendrán.

Y aunque esta técnica de depilación está ya muy extendida, siguen quedando dudas que conviene resolver. Rocío Bosque, directora del centro de estética avanzada del mismo nombre, nos ayuda a hacerlo para que tengas claros los resultados que puedes esperar tras depilarte con láser.

Publicidad

El procedimiento de la depilación láser es sencillo, pero requiere una valoración diagnóstica de un médico para que evalúe tu tipo de piel y analice cómo es tu vello y la cantidad que tienes. Es muy importante ponerse en manos de profesionales con la formación pertinente, ya que si no se pueden correr riesgos que dañen tu piel y dejen secuelas en ella como quemaduras.

La depilación láser puede realizarse en cualquier parte del cuerpo

Las áreas más solicitadas son el mentón, el labio superior, las mejillas, las orejas, la nariz, la frente, el cuello, las axilas, los brazos, el tórax, las areolas, la espalda, la línea alba, las ingles y las piernas. Conviene recordar que las zonas faciales hay que protegerlas del sol, incluso en invierno, ya que podemos provocar manchas tanto antes de la depilación como después.

Lo más popular

Con la depilación láser ¿el vello desaparece para siempre?

La depilación láser tiene una efectividad del 90% en adelante para el pelo tratado. Sin embargo, el láser trata el pelo que ya ha salido, no el que pueda desarrollarse posteriormente en esa zona. Lo normal es que si el pelo no ha vuelto a crecer en un plazo de 8 a 12 meses en la zona depilada con láser, lo más probable es que el paciente nunca más vuelva a verse afectado por su aparición, pero no se puede garantizar al 100% que nunca más se vuelva a tener pelo en la zona depilada.

Cuidados posteriores al láser

Tras realizar una sesión de depilación láser, la piel queda sin vello y ligeramente sonrosada. Esta rojez desaparece en el transcurso de 60 a 90 minutos. Es recomendable aplicar un gel refrescante (de aloe vera puro es perfecto) o cremas regeneradoras testadas dermatológicamente que hidraten sin irritar la zona tratada. Además, conviene no ducharse con agua muy caliente o someter la piel a sesiones de sauna o baños turcos en los dos o tres días siguientes a la sesión.

Sesiones necesarias para eliminar el vello

No hay un número exacto de sesiones ya que depende de cada persona, el tipo de láser que se aplica, su tipo de piel y la zona a tratar. No es lo mismo depilar la parte inferior de las piernas, que el pubis, ya que las zonas con vello más hormonal tardan más en estar limpias de vello. El tiempo mínimo entre sesiones es de dos meses. Según avanza el tratamiento, el tiempo entre sesiones va aumentando, pues el vello va tardando más en salir y cada vez es más fino y menos visible.

Tomar el sol tras una sesión de láser

Hay que ser muy cuidadosos con el sol cuando estamos sometidos a un tratamiento de depilación láser. Una vez transcurridos al menos 15 días de la sesión de láser, se puede tomar el sol con normalidad, sin abusar y siempre que sea con protector solar total. y siempre que la piel haya respondido correctamente, sin rojeces ni cambios de color al tratamiento. Además, hay que recordar que bajo noingún concepto es bueno abusar del sol, independientemente de si te depilas con láser. El sol provoca graves daños en nuestra piel si se toma sin cabeza y sin protección alguna.

La depilación láser ¿duele?

Depende sobre todo de la zona a tratar y del umbral de dolor de cada persona. Puede no doler nada en absoluto en las piernas y ser realmente molesto en zonas muy sensibles como el periné,el pubis, ingles o la interglútea. Si la persona no lo soporta, puede aplicarse una crema anestésica, aunque su uso debería limitarse solo a zonas realmente sensibles como la del pubis y cerca de las mucosas.

Las zonas más demandas tanto por hombres como por mujeres

Las zonas más demandadas por las mujeres son las ingles, axilas, facial y piernas mientras que los hombres quieren el torso, la espalda y las piernas libres de vello.

Artículos relacionados