Cómo mantener unas orejas sanas e hidratadas

A menudo nos olvidamos de dar importancia a esta parte del cuerpo pero también necesita mimos ¡cuídalas!

Lo más popular

Las orejas son las gran olvidadas de nuestra cabeza. Pedimos cita en la peluquería para mantener un bonito cabello, vamos al dentista para tener una sonrisa perfecta, nos ponemos mascarillas y cremas para el contorno de ojos y también usamos productos para conseguir unos labios hidratados. Pero, ¿qué pasa con las orejas? ¿Por qué están siempre en un segundo plano?

Solo somos conscientes de que hay que cuidarlas cuando las perforamos para tener otro agujero, tenemos un tapón de cera o sufrimos una otitis. Sin embargo, al igual que el resto de partes del cuerpo necesitan cuidados y tratamientos específicos al ser una zona muy expuesta al sol y las inclemencias del tiempo.

Publicidad

Te aconsejamos tres productos esenciales:

  1. Stop Spots de Ami Iyök: es un sérum que calma, regenera y previene el acné. Su combinación de árbol de té y cedro crea un complejo antiacneico natural. Además, el limón y el aloe vera frenan el exceso de grasa y aclaran las zonas oscurecidas por el fotoenvejecimiento.
  2. Good-Look Moisturizing de Galore: una crema que hidrata los lóbulos evitando la aparición de arrugas gracias a su dúo de polipéptidos.
  3. Aceite de Argán deMi Rebotica: aceite 100% puro que ejerce un efecto hidratante en la parte posterior de la oreja. Además, ayuda a reparar la piel y a recuperar su luminosidad.

Además, si vas a estar al sol, ya sea en la montaña o la playa, no olvides aplicar crema solar para proteger las orejas. Parece que no se queman pero los rayos solares inciden también en ellas. Y después de la jornada de sol, recuerda hidratarlas.

Artículos relacionados
masajes relajantes en distintas zonas del cuerpo
Artículos relacionados