Alimenta tu piel por dentro y por fuera para estar más guapa

¿Qué tomar para mejorar la elasticidad y la belleza de tu rostro?

Lo más popular

Muchas veces nos olvidamos de ella, pero ella de nosotros no. Como dice la experta en nutrición Patricia Pérez, la piel es "chivata" y nos dice en todo momento lo que nos ocurre: si hemos comido demasiada carne roja, si abusamos de los lácteos, si tenemos ansiedad, cómo son nuestras digestiones, si estamos hidratados…

Para cuidarla como se merece hay que escuchar sus necesidades, y darle al órgano más grande del cuerpo (sí, sí, así es), lo que nos pide.

Publicidad

Como reflejo de nuestro aspecto y de nuestra salud, es imprescindible que la tratemos bien por fuera y por dentro, ya que, en palabras de Patricia, "yo no creo en los tratamientos externos si no se tiene en cuenta lo de dentro, es decir, cómo me alimento, cuánto descanso, qué bebo… Es verdad que hay productos maravillosos, pero si no te cuidas en el día a día no podrás lucir una piel saludable".

Lo más popular

Entre los alimentos que te ayudarán a estar más bella está el brócoli, rico en antioxidantes y vitaminas y capaz de producir colágeno que ayuda a mantener la piel más flexible. También incluye en tu dieta zanahorias, ya que, al ser ricas en betacarotenos, reparan la piel y mantienen a raya los radicales libres; frutos secos como avellanas que resultan ricos en ácidos grasos de los buenos y pescados azules, ya que mejora el funcionamiento de las células y alivia la piel. Incluye también productos integrales, como cereales, pastas o harinas, ya que mejoran la elasticidad de la piel, o aceite de coco por su capacidad para desinflamar la piel.

También hace recomendaciones para tomar suplementos que te ayuden:

-Vitamina C en forma de éster: Este antioxidante de forma no ácida ofrece gran tolerancia para aquellas personas que tengan el estómago delicado. Es de liberación retardada, por lo que su acción dura todo el día.

-Ácido Alfa-lipoico: A pesar de que lo elabora nuestro organismo, es bueno ingerirlo como complemento extra. Ayuda a tener una piel lustrosa y tersa, evitando así la flacidez. Muy común verlo incluido en cremas, ya que aminora las arrugas.

-Sales de Schüssler: Ayudan a estimular o restaurar las funciones corporales. Entre ellas, destaca la nº1 y la nº 11. La primera ayuda en los problemas de piel, uñas y huesos, además de regular el grado de elasticidad de los tejidos; muy buena para las varices, las cicatrices y el tratamiento de las verrugas. La segunda sal, está indicada en caso de arrugas prematuras y en exceso; funciona también muy bien para las uñas y el pelo quebradizo.

Estos productos son fáciles de encontrar en herbolarios y farmacias. Recuerda elegir siempre marcas de confianza y pregunta a los profesionales para que te guíen según tus necesidades.