¿Cómo afecta la primavera a nuestra piel?

​​La experta en cosmética Adela Rodríguez te da la seis pautas básicas para evitar que el buen tiempo altere tu piel.

La primavera la sangre altera y también, nuestra piel. Con la llegada de esta estación, suben las temperaturas, aumenta la humedad y también la exposición al sol, lo que se traduce en picazón, sequedad e irritación en la piel de muchas mujeres. Adela Rodríguez, fundadora de la firma de cosmética Sileä (www.silea.es), nos cuenta cómo debemos actuar en esta estación del año.

"Es muy importante controlar las primeras exposiciones al sol, usando una protección más intensa mientras la piel va produciendo la melanina suficiente para protegerse", dice Adela, que recuerda que es frecuente que la piel presente "tirantez, prurito o enrojecimiento". Por ello, recomienda el sérum calmante, que ayuda a recuperar el confort y bienestar perdido con ingredientes como el extracto de castaño de Indias, hamamelis, pantenol o bisalbolol).

Publicidad

Sus 6 consejos para combatir las alergias son:

1. Hazte un peeling a menudo. Es imprescindible en los cambios de estación y especialmente en primavera realizar una exfoliación mecánica suave para eliminar células muertas. Así la piel mantiene mejor su función de protección frente a las agresiones externas.

2. Bebe mucha agua. Hay que tener hidratada la piel para  mantener a raya los radicales libres.

Lo más popular

3. Evita algunos alimentos. El café, el té negro, el alcohol y las comidas picantes es mejor retirarlos de tu dieta en caso de piel sensible.

4. Come bien. Hay alimentos que, sin embargo, te pueden ayudar, como la zanahoria, la espinaca o el boniato, que contienen mucho betacaroteno que refuerza la barrera de la piel. También se recomienda el aceite de cáñamo y borraja, importantes frente a picores y quemazón gracias a su ácido graso o las espinacas, avellanas, champiñones y aguacate, que tienen muchísima biotina, que ayuda a una piel sana, firme y resistente. No te olvides, además, de consumir frutas y verduras.

5. Haz deporte. Practicar ejercicio es fundamental, ya que te ayuda a oxigenar la piel y a eliminar toxinas a través del sudor.

6. Protégete del sol.  Es bueno aprovechar los beneficios de los primeros rayos de sol, pero con precaución. A pesar de ser poco intensos en primavera, evita manchas y quemaduras usando productos solares que no sólo protegen sino que también hidratan la piel.