Cómo cuidar una cicatriz

No todas las pieles son iguales ni las cicatrices tampoco, pero siguiendo estos consejos conseguirás minimizar su apariencia.​

Las cicatrices son un tipo de tejido especial que aparece cuando se repara una herida en nuestro cuerpo. Cada cicatriz es un mundo, pues el tejido se regenerará de una manera distinta. Pero sea como sea, lo mejor es cuidarlas y consultar a un especialista si creemos que es un problema estético, para borrarla o minimizar su apariencia.

Aplica crema

Mima tus cicatrices con un tratamiento especial a base de crema hidratante. Masajea durante un buen rato el producto hasta que se absorba. El tejido lo irá asimilando hasta que pase a ser una zona con una apariencia totalmente normal.

Publicidad

Evita el sol

Las cicatrices son un tejido nuevo y delicado, así que evita exponerlas al sol, sobre todo sin protección solar.

Una correcta higiene para cuidar una cicatriz reciente

La limpieza siempre se agradece, sobre todo si es una cicatriz reciente. Debes cuidarla con agua y jabón, manteniendo una higiene normal. De hecho, lo mejor es que no abuses demasiado del agua para que la humedad no suponga ningún problema. Manteniendo la herida limpia evitarás infecciones que puedan suponer un problema mayor o afear el aspecto de tu cicatriz.

Dale tiempo

Las cicatrices tardan al menos seis meses en estabilizarse, pero los factores físicos y ambientales también pueden influir en este tiempo. Si vives en la costa, donde encuentras mar o en un lugar donde haya oxigenación a mayor presión, la cicatriz curará más deprisa. Sin embargo, el estrés ralentiza este proceso.